Pasar al contenido principal

Volvamos a disfrutar de la restauración

#MAIENSATUREM

Cuando los restaurantes encienden sus fogones y los bares abren las terrazas, la ciudad vuelve a llenarse de vida. Barcelona tiene un sector de la restauración potente, de calidad, sostenible y comprometido con el entorno, que incluye 9.300 bares y restaurantes y 5.500 licencias de terrazas ordinarias. A través de esta oferta gastronómica, puedes emocionarte, compartir momentos con tus seres queridos y recorrer las culturas que han encontrado en Barcelona el lugar idóneo para echar raíces, crecer y brotar con fuerza.

Pero el sector de la restauración de Barcelona es mucho más que eso. Es la promoción del producto ecológico y de proximidad, la contribución para crear unos barrios más dinámicos, seguros y atractivos, y el escaparate de una parte importante de nuestra cultura para los visitantes.

Para hacer frente al momento actual y contribuir a volver a llenar de vida los bares y restaurantes de la ciudad, el Ayuntamiento ha puesto en marcha diferentes ayudas.

Destacan, entre otras medidas, la ampliación del espacio público destinado a terrazas y la reducción de la tasa en un 75%. Estas son medidas temporales y excepcionales para favorecer la viabilidad económica de los negocios de restauración y la recuperación de la vida de barrio.

¡Barcelona tiene un sabor excelente! ¿La vuelves a probar?

  • La restauración de Barcelona cuida todos los detalles para que, cuando vayas, salgas con una sonrisa. La formación constante de su personal, la apuesta por el producto fresco y de calidad, la innovación en los fogones y en la sala. Te escuchan, aprenden qué te gusta y evolucionan para servirte mejor.

    Para acompañar al sector en este progreso, el Ayuntamiento de Barcelona ha otorgado en los últimos años un sello de calidad y trabaja de manera conjunta con el Gremio de Restauración para seguir dando apoyo a los bares y restaurantes de la ciudad.

  • Cada vez son más los restaurantes y bares de Barcelona que apuestan por elaborar su oferta culinaria con productos ecológicos y de proximidad. De esta manera, contribuyen a aumentar la calidad y la excelencia de sus platos, pero también ayudan a frenar la huella de carbono.

    Además, la restauración de Barcelona participa junto con el comercio de proximidad y los mercados municipales de la ciudad en minimizar tanto como sea posible el derroche alimentario. Juntos contribuyen a hacer de Barcelona una ciudad más solidaria y sostenible.

  • La multiculturalidad de Barcelona también enriquece la oferta gastronómica. Los barrios de la ciudad ofrecen la posibilidad de viajar a un montón de países a través del paladar. Y todo eso, siempre con la excelencia y la calidad que define al sector de la restauración de Barcelona. El buen servicio, la máxima profesionalidad, el cumplimiento escrupuloso de todas las normativas de seguridad alimentaria, la innovación constante para hacerte sentir como en casa...

Ir al inicio