Estamos sufriendo una pandemia global, algo que nunca antes habíamos vivido. Todas y todos conocemos a alguna persona que se ha visto afectada por el coronavirus. O tenemos, desgraciadamente, una persona amiga, familiar o conocida que ha sufrido directamente la enfermedad o, incluso, que no la ha podido superar. Son tiempos muy difíciles. Y el confinamiento todavía los hace más difíciles. Centenares de ciudadanos y ciudadanas de Barcelona han perdido a seres queridos, que en algunos casos han muerto en soledad, sin que haya sido posible ningún tipo de despedida. ¡Es un golpe muy duro para mucha gente!

Pero, una vez más, nuestra querida ciudad está a la altura de lo que todos esperábamos y está respondiendo con solidaridad, valentía, empatía y ternura. Todo al mismo tiempo. Y no hemos querido dejar pasar la oportunidad de abrir este libro de recuerdos, condolencias, vivencias y emociones, con la intención de que la ciudadanía, como ha hecho antes en otras circunstancias dolorosas, pueda manifestar espontáneamente todos los sentimientos que quiera compartir públicamente.

Te invitamos a expresarte libremente y con respeto y a llenar de recuerdos, también esperanzados, este espacio virtual.

Escriu el teu missatge

  • Solo se publicarán los contenidos que respeten las condiciones de participación especificadas en este web.
  • Si envías una fotografía, evita que se puedan identificar personas menores de edad para proteger su imagen.
  • No se admitirán las aportaciones que no cumplan los objetivos de este espacio web.

De acuerdo con la normativa de protección de datos personales, te informamos de que al enviar este formulario das consentimiento para que el Ayuntamiento de Barcelona trate tus datos con las finalidades marcadas a tal efecto. Puedes consultar información adicional sobre el tratamiento y la protección de datos en ajuntament.barcelona.cat/protecciodedades

Mi mas sentido pésame a todas las personas que han perdido un familiar a causa de la Covid. La memoria de todos ellos en mi corazón Por los que no están, esta despedida. Que sus almas y recuerdo vivan siempre en nuestros pensamientos. Buen viaje

Maria Daniela

Pots pensar que ningú t'entén (ni els metges, ni la família ni els amics). Pots pensar que estàs sol. Alguns portem 100 dies malalts. No sabem fins a on ens afectarà ni fins quan. Però a mi m'ha ajudat molt pensar que realment no estem sols. Hi ha algú que sí que ens coneix, està amb nosaltres i entén els nostres sentiments i emocions (Salms 34:18).

David

Hola mi nombre es Isabel. Quería dar mi más sentido pesar a todos los que hayáis perdido a un ser querido. Se lo q es pasar por esta situación , por eso quería compartir con todos ustedes la esperanza que he hayado en la Biblia y que me da fuerzas para seguir adelante . Juan 5:28,29 . mientras tanto cuidaros mucho .

Isabel Gómez

Cuando pienso en toda esta situación... no me quito de la cabeza que la normalidad ya no existe, todos nos hemos visto afectados de una forma u otra. Lo que más me duele es pensar en todas aquellas personas que han perdido a alguien en estas circunstancias, no solo por lo duro que ya resulta, sino por que en esta situación ha sido aun más difícil ya que en muchos casos no hemos podido siquiera despedirnos de ellos, y eso duele mucho. A más pienso, más me pregunto... ¿Es esta la vida que realmente debíamos tener, llena de dolor y sufrimiento, muertes y situaciones que nos hacen perder toda ilusión? Tras mucho pensar he llegado a la conclusión de que es imposible que estemos aquí para vivir una vida llena de sufrimiento, por eso, ansío el momento en el que todo cambie y podamos disfrutar de una vida más plena, sin nada que nos quite la felicidad. Mientras tanto, solo puedo deciros que entiendo el dolor que causa perder a alguien en estas circunstancias y espero que todo mejore.

Benjamín

Hace solo unos meses hubiera sido impensable que nuestra vida cambiara de esta manera. Pero parece que estamos viendo la luz al final del túnel. Quizás, en estos momentos, es difícil mantener una actitud positiva pero a mí en concreto me han ayudado las palabras de un proverbio bíblico, que en parte dice "un corazón alegre es una buena medicina". En realidad, el amor y la risa es una de las mejores recetas para sobrellevar situaciones complicadas. Si algo nos ha enseñado esta pandemia es a darle valor a las pequeñas cosas de la vida, como pasear por nuestra hermosa ciudad y disfrutar de nuestras playas en compañía de nuestros familiares y amigos. En este tiempo he podido comprobar cómo se hacen realidad las palabras de un sabio de la antigüedad, que dijo que un verdadero amigo ama en todo momento y es un hermano en tiempos de angustia. Espero que pronto podamos disfrutar de la esperada normalidad.

Milagros Fernández

Barcelona, m'he tornat a enamorar de tu aquests mesos. De la gent, dels carrers, de la natura, del teu cel, del teu mar, dels comerços. Aquesta parada en sec obligatòria m'ha retrobat amb la ciutat, però sobretot amb les persones. Sembla contradictori en un moment on no està permès compartir espais amb la gent que més estimes, doncs els he sentit més a prop que mai. Barcelona t'estimo.

Meri Tuñí

Hola mi nombre es Ester. Quería dar mis condolencias a todos los que perdieron a sus seres queridos en está pandemia. Algo que a muchas personas nos está ayudando es saber u hay una esperanza para estas personas que han perdido la vida de una manera tan repentina e injusta. Dios nos da una esperanza la cual me gustaría compartir y es la que se menciona en Juan 5: 28,29 el poder volver a ver a nuestros seres queridos que han muerto . Espero que estas palabras les pueda servir de ánimo y consuelo. Y le ánimo a investigar más sobre ello.

Ester Perez Salazar

Al mirar en retrospectiva, hace tan sólo un par de meses, habría sido difícil imaginarse que viviríamos una pandemia de este calibre. Y lo cierto, es que es algo que nos puede ocurrir a todos, la vida está llena de sucesos imprevistos. He pensado mucho últimamente en estas palabras: "La ansiedad aplasta el corazón del hombre, pero una buena palabra lo reanima". Por ello es tan importante dar ánimo y cariño a quienes han perdido un familiar o amigo. Únicamente se puede recibir una “buena palabra” si decimos a otras personas cómo nos sentimos. Al hacerlo, nos daremos cuenta de que no estamos solos ante la desgracia. Me gustaría aportar mi granito de arena y enviar este enlace para quien lo necesite en estos momentos de pérdida. Un abrazo. https://www.jw.org/es/biblioteca/libros/cuando-muere-ser-querido/

Elena I.

Para mi madre Mercedes Valenzuela. Una mujer valiente y luchadora, autodidacta y comprometida con sus creencias, con poca suerte en la vida, igual que muchas mujeres de su epoca. Aprendió bien sus lecciones y cumplió con ellas y la vida no supo recompensar su esfuerzo. Hasta su muerte ha sido injusta. Te querré siempre

Isabel Jimenez

L’adversitat ha fet mal, però si intentem ser positius, també ha fet que valorem mes família, amistats, tota aquella gent que ens cuida a centres sanitaris, hospitals, residencies, que posa en perill la seva salut per cuidar la nostra, que dona del seu temps i esforç...a favor dels altres, aquells que cuiden l’entorn , personal de neteja i d’altres no menys valuosos. Ens a permet pensar en els valors profunds de la societat, valors perdurables, valors que no es poden comprar... valors relacionats amb la vida: amor, amistat, lleialtat, altruisme, … que donen color i alegria a pesar dels problemes. Personalment sempre he trobat aquests valors en el meu llibre de capçalera la Bíblia, i especialment en els moments difícils, com els que vivim ara, o davant malalties, pèrdua de essers estimats, hi trobem bons consells i esperança, valors perdurables que al posar en pràctica ens ajuden a portar l’adversitat sense que ens enfonsi i mirar al futur amb un somriure.

Imma F