Se reactiva la construcción de las viviendas públicas de Alí Bei y Germanetes

Vivienda. El 83% de las viviendas serán de alquiler asequible y se destinarán a personas mayores, jóvenes o afectados urbanísticos.

Durante los próximos meses Barcelona tendrá en construcción casi 2.400 pisos públicos, un 83% de los cuales estarán de alquiler para personas mayores, jóvenes o afectados urbanísticos. La inversión municipal es de 310 millones de euros, y gran parte proviene de los créditos de la banca pública europea, que facilitarán el acceso a una vivienda digna además de 6.000 personas.

El consistorio, a través del Instituto Municipal de la Vivienda y Rehabilitación, ha reanudado las obras de quince promociones de viviendas públicas que quedaron detenidas para evitar la propagación de la covid-19, a la vez que también reanuda las gestiones para poner en marcha las obras de diecinueve edificios y un bloque más para alojamientos de proximidad provisionales (APROP) en las Glorias.

Las promociones del Eixample que están en obras son las 59 viviendas dotacionales para personas mayores en la calle Alí Bei y las 35 viviendas de alquiler social en el solar de Germanetes (Comte Borrell).

Por otra parte, se está ultimando la redacción de los proyectos ejecutivos y los expedientes de licitación de los 47 pisos dotacionales para personas mayores en Germanetes (Viladomat).

Un total de 2.399 viviendas públicas nuevas en Barcelona

En total, se trata de 2.399 viviendas públicas. Las obras ya habían empezado en 625 de estos pisos. Además, se licitarán 1.732 pisos en edificios convencionales y se terminará el proceso de licitación de 42 alojamientos de proximidad provisionales (APROP) en el distrito de Sant Martí.

Este paquete de vivienda pública permitirá que 6.012 personas tengan acceso a una vivienda de alquiler a un precio asequible y, por otra parte, generará como mínimo 8.400 puestos de trabajo directos e indirectos.

Podéis consultar el detalle de las promociones aquí.