El Pleno aprueba la modificación de las nuevas ordenanzas fiscales

La reforma de las ordenanzas fiscales correspondientes a diferentes tasas ha superado el último trámite con un amplio acuerdo político. Las nuevas ordenanzas tienen como principal objetivo hacer frente a la emergencia climática y establecer un sistema más justo con respecto al uso intensivo del espacio público para actividades económicas, y tendrán un impacto global previsto de 66 millones de euros.

20/12/2019 15:01 h

Ajuntament de Barcelona

Las modificaciones se han aprobado con los votos favorables de Barcelona en Comú, el Partido de los Socialistas de Cataluña y Esquerra Republicana de Catalunya, la abstención de Junts per Catalunya y los votos en contra de Ciutadans, el Partido Popular y Barcelona pel Canvi.

Las ordenanzas que se modifican para el año 2020 y sucesivos son las siguientes:

Impuesto sobre bienes inmuebles

Se actualiza el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) para adecuarlo a los nuevos valores catastrales surgidos de la revisión del 2017. Se prevé una bajada de los tipos impositivos del 0,75 % al 0,66 % y la supresión de los límites, que supondrá un incremento medio de los recibos de 5,46 % (por debajo de la media del periodo 2008-2015, que fue del 6,5 %).

También se prevé un recargo del 50 % en la cuota líquida del IBI de las viviendas de uso residencial que se encuentren permanentemente desocupadas, a partir de la habilitación normativa del Real decreto ley 7/2019.

Además, se elimina la bonificación por domiciliación bancaria del recibo que existe actualmente y se prevé un incremento del IBI asociado a los BICES (bienes inmuebles de características especiales), con el que se gravan las actividades del Puerto o la Central Regasificadora.

Tasa de terrazas en el espacio público

La tasa de terrazas en el espacio público se incrementará finalmente un 66 %, lo que supone un tercio menos del incremento que se propuso inicialmente en el pleno del mes de octubre. Se equipara a la de otras ciudades como Venecia, Roma, Milán y Nápoles.

La propuesta prevé una nueva clasificación según las zonas y las calles ajustada a la realidad urbanística y económica actual, que pone fin a las categorías fiscales actuales, que se definen por tramos de calle.

El pago de la tasa se podrá fraccionar por trimestres desde el 2020, si se solicita, y en el 2021 será automático previa domiciliación bancaria.

Tasa de alcantarillado

Se propone un incremento de las tarifas de la tasa de alcantarillado para aumentar el grado de cobertura de los costes del servicio, concretamente del 33 % al 75 %, lo que supondrá que el recibo medio pase de los 15 euros actuales a 24 euros al año. Como se aprobó durante el mandato anterior, quedan exentas de la tasa las personas que se encuentran en situación de pobreza energética.

Tasa de inicio de actividad

Se elimina la tasa de inicio de actividad económica con el fin de facilitar el inicio de la actividad de los autónomos y las nuevas empresas y favorecer el emprendimiento. En concreto, se trata de suprimir la tasa urbanística vinculada a la verificación y el control de las actividades sometidas a comunicación o declaración responsable, un trámite que hasta ahora era previo y necesario para poner en marcha un negocio. La supresión de este tributo era una recomendación del Banco Mundial.

Impuesto de vehículos

Se prevé un incremento del coeficiente a partir del que se calcula la tarifa del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM) para turismos y motocicletas, con un cambio de las bonificaciones del impuesto para los vehículos menos contaminantes: los vehículos cero emisiones mantienen la bonificación del 75 %, pero los vehículos ECO pasan del 75 % de bonificación al 50 %.

Los vehículos de gasolina, de hasta 120 g/km de CO2, y los vehículos con una antigüedad superior a los 25 años que no tengan la matrícula histórica emitida por la DGT pierden la bonificación.

Grúa municipal

Se incrementa la tasa de la grúa municipal un 17 %, de acuerdo con la actualización del IPC catalán desde el 2009. Esto supondrá que el coste de la retirada de un turismo pasará de los 147,69 euros actuales a 173 euros y permitirá cubrir el 95 % del coste del servicio en lugar del 76,96 % actual.

También se han previsto incrementos adicionales del 10 % con el fin de combatir la indisciplina y para liberar las aceras y las zonas de peatones.

Bonificación de aprovechamiento de energía solar

Se amplía la bonificación de aprovechamiento de la energía solar y se extiende a inmuebles no residenciales con el fin de fomentar la energía solar.

Impuesto de construcciones

Se refuerza el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) con un incremento del tipo impositivo que se aplica a la base liquidable y pasa del 3,35 % vigente hasta el máximo permitido por ley (4 %). Así, Barcelona se equipara a ciudades como Madrid, Zaragoza, Gerona, Sant Adrià de Besòs, Badalona, L’Hospitalet de Llobregat o Sant Cugat del Vallès.

El área verde y azul, pendiente

Finalmente, la votación de las ordenanzas sobre el aparcamiento en superficie (área verde y área azul) se traslada a principios del 2020, de acuerdo con la demanda del grupo de ERC.