Medidas para agilizar el tráfico en las rondas

03/04/2014 14:53 h

admin

El Ayuntamiento ha instalado trece barreras automáticas más en la ronda del Litoral para cerrar el acceso ante un incidente y garantizar la fluidez del tráfico, una medida que se extenderá a la ronda de Dalt. También incorporará señalización luminosa para pedir que los conductores faciliten la incorporación de vehículos ante una retención en la rampa de acceso.

Vídeo ‘Barreras rondas’

Mejorar la fluidez del tráfico en las rondas barcelonesas es el objetivo del conjunto de medidas que aplica el Ayuntamiento desde el año 2012.

La más destacada es la instalación de barreras automáticas para garantizar que ante una incidencia o un accidente en las rondas el acceso pueda cortarse rápidamente y garantizar así una circulación fluida dentro de estas vías rápidas.

El proyecto se inició ya en el año 2007 con la instalación de tres barreras en la ronda del Litoral, pero en este mandato se ha dado un impulso a la medida y se han instalado trece más (cuatro en el 2012 y nueve en el 2013). La idea es ir extendiéndolas también a la ronda de Dalt, ya que se ha demostrado su éxito.

"Cerrar rápidamente el acceso puede llevarse a cabo también con una patrulla de la Guardia Urbana, pero se tarda mucho más que si se hace desde el Centro de Movilidad de forma automática", explica el director de Servicios de Movilidad, Adrià Gomila.

El sistema permite activar automáticamente la apertura o cierre de las barreras en las entradas o salidas de las rondas. Esta activación se efectúa desde el Centro de Control de Tráfico, una vez evaluada la situación de colapso. De este modo, se evita que más vehículos puedan entrar en esta vía rápida y queden ahí retenidos, sin posibilidad de escoger una vía alternativa.

Además, paralelamente, se modifica la regulación semafórica del entorno para garantizar la fluidez viaria en superficie.

Durante el año 2013, en total se llevaron a cabo 33 operaciones de cierre automático de las barreras sobre diferentes accesos por incidencias o bien por obras.

Sensores para reconducir las situaciones de congestiónPara mejorar la agilidad del tráfico en las rondas, también se han incorporado 38 sensores Bluetooth que permiten detectar los vehículos que en su interior lleven estos dispositivos encendidos y medir cuándo tardan en cubrir el trayecto con el fin de activar, si es necesario, medidas de corrección del tráfico.

Los sensores no permiten la identificación de los vehículos, ya que esta iniciativa está pensada solo para conocer el estado del tráfico.

Y en los próximos meses se incorporará una señalización luminosa en ocho entradas de la ronda del Litoral que se activará cuando los sensores detecten una retención en la rampa de acceso, a fin de que los conductores cambien de carril y faciliten la incorporación de los vehículos procedentes de esa rampa.

La señal solo se activará en caso de que esta situación coincida con un momento de fluidez en la calzada central, de modo que la operación no resulte complicada.

Estos sistemas de gestión del tráfico en las rondas responden al objetivo marcado por el Gobierno municipal de seguir avanzando hacia un concepto de ciudad inteligente.

Más información:Nota de prensaMovilidad y Transportes