Una nueva herramienta para ampliar el parque de viviendas de alquiler asequible

15/12/2017 12:34 h

Redacció

El área metropolitana de Barcelona dispondrá próximamente de una nueva herramienta para contribuir a aumentar el parque de vivienda pública: Metròpolis Habitatge, el nuevo operador metropolitano que permitirá incrementar la oferta de alquiler asequible a través de la colaboración entre entidades públicas y privadas.

Metròpolis Habitatge impulsará la promoción de 4.500 pisos públicos de alquiler asequible en el área metropolitana de Barcelona en un periodo de 8 a 10 años, que tendrán precios por debajo de los del mercado, de entre 400 y 600 euros. Todas las viviendas serán protegidas. El 75% se alquilará a una media de 7 euros el metro cuadrado, mientras que el resto se podrá alquilar por un precio de hasta 10 euros por metro cuadrado.

El Ayuntamiento y el Área Metropolitana de Barcelona serán los propietarios del 50% de esta nueva sociedad mixta y la otra mitad estará en manos de la empresa privada (o del conjunto de empresas) ganadora del concurso público que se llevará a cabo.

Se requerirá que esta compañía tenga experiencia reconocida en la gestión de viviendas y se valorará que fomente la participación de los inquilinos ofreciéndoles, por ejemplo, la oportunidad de ser también accionistas del parque.

 

Un modelo no especulativo

La falta de vivienda asequible es un problema que no se puede solucionar solo con inversión pública. El aumento previsto en el parque de viviendas exige una diversificación en los gestores y promotores. Por eso se ha impulsado este modelo mixto entre administraciones públicas y empresas privadas.

Pero, al mismo tiempo, se quiere evitar el componente especulativo que suelen tener las actividades relacionadas con un bien de primera necesidad como es la vivienda. La intención es impulsar un modelo no especulativo de inversión en el sector: las empresas que participen tendrán un lucro limitado a un 4% de la inversión, aproximadamente.

A cambio, estas compañías colaborarán en la creación de un parque de viviendas que mejorará las condiciones de vida de la ciudadanía. Los beneficios que superen el porcentaje mencionado se reinvertirán en Metrópoli Vivienda.

Este modelo también tiene entre sus objetivos facilitar la participación comunitaria de vecinas y vecinos, además de promover valores como la sostenibilidad, el ahorro energético, la innovación y la participación comunitaria, entre otros.

 

Una solución nueva para un problema viejo

Uno de los objetivos principales del Plan por el Derecho de la Vivienda de Barcelona 2015-2025 es incrementar el parque público de alquiler. Por eso, un 80% de los más de 8.000 pisos de promoción pública que se construirán durante los próximos 10 años serán de este tipo, siempre manteniendo la propiedad del suelo.

Al mismo tiempo, siguiendo la línea de los mejores referentes europeos en vivienda asequible, también se incentiva la colaboración público-privada con la creación de esta sociedad, que permitirá incrementar añadir 4.500 pisos más al parque asequible de la ciudad.

El problema de la falta de vivienda pública de alquiler, sin embargo, no es específico de Barcelona sino que se mujer a toda el área metropolitana y, por lo tanto, requiere soluciones conjuntas y coordinadas entre administraciones. Por eso, el proyecto de Metròpolis Habitatge estará liderado conjuntamente por el Ayuntamiento y el Área Metropolitana de Barcelona.

Para asegurar el liderazgo público del proyecto, el suelo municipal que se ponga en disposición mantendrá la titularidad pública, las viviendas tendrán también esta calificación y la adjudicación se hará desde el Ayuntamiento a través del Registro de Solicitantes. Así se garantizará que todas las actuaciones tengan el objetivo de beneficiar el conjunto de la ciudadanía.

 

Referentes europeos

Actualmente, Barcelona sufre un déficit estructural de años de retraso en políticas públicas potentes de vivienda y sólo tiene un porcentaje de vivienda asequible del 1,7%, muy lejos del 15% recomendable. Es por eso que el gobierno municipal se ha puesto como objetivo la ampliación del parque, apostando por el alquiler público.

Los operadores público-privados, en los cuales se basa el modelo de Metròpolis Habitatge, son elementos clave en la creación de un parque de vivienda pública a muchos puntos de Europa. Ciudades como Viena, Ámsterdam, París, Berlín, Estocolmo o Londres tienen un parque de vivienda pública fuerte que se beneficia de una intensa colaboración público-privada.

Según Housing Europe, Austria tiene un 20% de parque asequible, Francia un 17% y los Países Bajos un 33%. Tal y como prevé el Plan por el Derecho a la Vivienda 2016-2025, Barcelona se quiere situar en la línea de las mejores prácticas de los referentes europeos.

Etiquetas asociadas a la noticia