Barcelona Cultura

Octubre-noviembre-diciembre 2019

El circuito cultural en los barrios de todos los distritos de Barcelona. Entrada gratuita

Orpheus XXI

Música

Jordi Savall conoció su sufrimiento en Calais, en Tesalónica, en Idomeni... Y decidió apaciguarlo con el remedio que mejor conoce: la música.

Fue en 2016 cuando Jordi Savall, embajador de la Unión Europea para el diálogo intercultural, emprendió el proyecto Orpheus XXI, que quiere ayudar a integrar a los refugiados llegados a Europa a través de la música. El proyecto tiene tanto una vertiente artística como una pedagógico, puesto que, además de trabajar y ofrecer conciertos con estos músicos refugiados, recuperando algunas músicas de sus países, después estos intérpretes enseñan sus músicas de transmisión oral a los niños y niñas de los campos de refugiados.

La formación Orpheus XXI, que hizo una extensa gira internacional en 2018, presenta una veintena de músicos procedentes de Siria, Marruecos, Turquía, Grecia, el Afganistán, Malí y Madagascar, y está subvencionada por el programa europeo Refugee Integration Projects de la Agencia Ejecutiva Europea, en colaboración con la Fundación Centro Internacional de la Música Antigua *CIMA), la Saline Royale d'Arc et Senans (Francia), la organización francesa Coopérer et Agir pour l'Emploi, la Hébergement et le Logement y la red International Cities of Refuge Network.

Los objetivos de Orpheus XXI son:

1. Permitir que los niños y niñas refugiados experimenten y se comuniquen, a través de la música, con personas que no hablan su lengua materna y tienen otros referentes culturales.

2. Concienciar a los niños y niñas refugiados de que, a pesar de las guerras y los exilios por los que han pasado, la música es un vector de comprensión de su pasado que les ayudará a crecer como ciudadanos y ciudadanas.

3. Ofrecer oportunidades de inserción profesional a jóvenes músicos refugiados.

4. Dar a las personas refugiadas la posibilidad de redescubrir las músicas cultas y tradicionales de sus propios países, así como compartirlas de la forma más amplia posible con el público europeo para ofrecerles la oportunidad de descubrir y comprender a los ciudadanos y ciudadanas refugiados.

5. Mantener la difusión de este trabajo colaborativo e intercultural en el marco de una gira europea.

Compartir