Barcelona, ciudad saludable

Los niveles de contaminación en Barcelona suponen un riesgo para la salud, y son los coches y las motos los responsables del 80 % de las emisiones en la ciudad. Por eso hay que reducir los coches y aumentar el transporte público. Hoy tenemos nuevas líneas de bus, más inversión en el metro y un acuerdo para coser la ciudad y el área metropolitana con el tranvía, además de mil kilómetros adaptados para bicis. Si hay menos coches, el espacio lo ocupan las personas y el verde urbano, un espacio que se ha multiplicado con las supermanzanas del Poblenou o Sant Antoni, aceras más anchas, calles peatonales y diez nuevas hectáreas de verde cada año.

  • La movilidad: un derecho y una cuestión de salud

    Impulsamos una ciudad saludable y sostenible en la que la prioridad en el espacio público es de los peatones, seguido del transporte público, las bicicletas y, en último lugar, los vehículos de motor.

  • La naturalización de los espacios verdes avanza en toda la ciudad

    Se incrementa la vegetación, se respetan los procesos naturales de las plantas y se acerca la naturaleza a la vida de las personas.

  • Abre el parque de las Glòries

    El nuevo parque tiene 20.400 metros cuadrados de verde y más de cuatrocientos árboles, un área de juegos infantiles con toboganes gigantes, un espacio lúdico y deportivo para jóvenes, la rambla de los Encants y un área de perros.

  • El sistema puerta a puerta triplica la recogida selectiva en Sarrià

    La recogida de la fracción orgánica se ha multiplicado por diez en los primeros seis meses de la prueba piloto.

  • Mayoría absoluta para conectar el tranvía por la Diagonal

    El Plenario municipal ha aprobado la infraestructura, con el objetivo de garantizar la gestión y titularidad públicas.

  • ¡Bienvenida a la Marina, L10!

    En la fiesta, abierta a todo el barrio, habrá animación infantil, la lectura de un manifiesto, inauguración popular, un concierto y la proyección de un vídeo sobre la reivindicación vecinal.