Garantía de accesibilidad en los museos barceloneses para personas con discapacidad

Las medidas ya están activas en el Monasterio de Pedralbes, el Museo del Diseño, el Jardín Botánico, el Museo Etnológico y de Culturas del Mundo, la Fabra i Coats o en los centros del Instituto de Cultura de Barcelona.

26/02/2019 17:23 h

Ajuntament de Barcelona

Monasterio de Pedralbes

La presentación de las novedades con respecto a la accesibilidad en los museos de la ciudad ha tenido lugar en el Museo del Monasterio de Pedralbes, un equipamiento en el que ya se han llevado a cabo muchas actuaciones para que todo el mundo lo pueda visitar.

La tumba de la reina Elisenda de Montcada es uno de los conjuntos funerarios más interesantes de la Cataluña y data del año 1300. Ahora, una reproducción a escala en forma de maqueta táctil permite que las personas con discapacidad visual puedan conocer la pieza tocando cada uno de sus detalles, además de incorporar una descripción en braille y una peana giratoria que permite subir o bajar la maqueta.

Además, el Monasterio de Pedralbes ofrece actividades y visitas adaptadas para dar visibilidad a la necesidad de que la programación de los centros culturales sea universal y accesible para todos los públicos.

Finalmente, el proyecto “Guáme”, que se estrena el 28 de febrero en este equipamiento, es una iniciativa de inserción laboral en el que jóvenes con el trastorno de Asperger harán de guías del patrimonio cultural.

El Museo del Diseño, impulsor de la accesibilidad

El Museo del Diseño ha sido uno de los espacios que ha reunido más novedades en cuanto a la accesibilidad. En el mes de junio del 2018 se inauguró la exposición “¿Diseñas o trabajas? La nueva comunicación visual 1980-2003”, que incluye algunas medidas de accesibilidad para personas con discapacidad visual o baja visión. Por medio de una aplicación móvil, las piezas de la exposición incorporan la accesibilidad para escuchar una audiodescripción en tres idiomas.

Un mapa táctil en la planta baja del museo permite a las personas con discapacidad visual orientarse por la sala y localizar los siete puntos accesibles con láminas táctiles, la información en braille y letra ampliada.

En el mes de noviembre, la tercera edición de las jornadas “Diseño para vivir” se centraron en el entorno de la diversidad funcional para mostrar y recoger ideas, propuestas y proyectos que exploran cómo el diseño puede hacer de mediador entre nosotros y nuestras capacidades. Las jornadas dispusieron de medidas de accesibilidad comunicativa.

Movilidad y tecnología

Por su parte, el Jardín Botánico estrenó plafones de lectura fácil, una herramienta clave para ofrecer contenidos científicos claros y accesibles para todas las personas, en especial a aquellas que tienen dificultades de lectura. Además, el jardín adquirió el segundo vehículo eléctrico destinado a personas con movilidad reducida.

Gracias a Barcelona Sense Barreres, una aplicación móvil gratuita de impulso municipal, las personas con discapacidad visual también pueden disfrutar del Museo Etnológico y de Culturas del Mundo. Mediante la aplicación se puede recibir información de interés, leída o escuchada, cuando se pasa por delante de las localizaciones que tienen instalado el dispositivo emisor.

Exposiciones para todo el mundo

El Centro de Arte Contemporáneo de Barcelona – Fabra i Coats ha integrado también los textos en lectura fácil para la exposición ‘Duae Collective’, situada a pie de calle, y diversos elementos de la exposición mantienen una altura adecuada para las personas con problemas de movilidad o que van en silla de ruedas.

Promover la inclusión en la cultura

En el 2017, los museos del ICUB se adhirieron a Apropa Cultura, una plataforma que facilita la colaboración entre los equipamientos culturales y las entidades sociales para promover la inclusión y la transformación social a partir de la cultura. La plataforma ofrece precios reducidos a entidades que trabajan con colectivos con riesgo de exclusión social a fin de fomentar el uso de la cultura.

Un total de 4.021 usuarios de Apropa Cultura han visitado los diferentes museos y centros patrimoniales durante el 2018.

Más de diez años para hacer de la cultura un derecho universal

La promoción y mejora de la accesibilidad en los equipamientos culturales de la ciudad es un factor importante para el ICUB, que lleva más de diez años trabajando codo con codo con el Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD).

El IMPD facilita asesoramiento técnico y especializado, así como el vínculo con los usuarios y las entidades afectadas, con la finalidad de incidir en las necesidades específicas de los diferentes colectivos.

Además, numerosos programas de actividades impulsados por el ICUB ya garantizan la accesibilidad universal a toda la ciudadanía, como el Grec Festival de Barcelona, la Mercè, Santa Eulàlia, la Cabalgata de Reyes, etc. Con este objetivo en el año 2017 se creó la Mesa de Accesibilidad de los museos y centros expositivos, con representantes de referentes en materia de accesibilidad de cada uno de los quince museos, archivos y centros de arte que reúne el ICUB.

Etiquetas asociadas a la noticia