Una ciudad global que defienda a los vecinos y las vecinas

"No podemos ser una ciudad global a costa de los vecinos y las vecinas." La ciudad afronta el 2018 con el reto de definirse como un referente internacional para atraer y retener talento, creatividad e inversiones productivas y poner las competencias municipales al servicio de los derechos de los inquilinos.

22/01/2018 20:38 h

Ajuntament de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona prepara una campaña internacional durante los días del Mobile World Congress para relanzar la ciudad, sin complejos, y explicar el potencial y las fortalezas de la ciudad con respecto a la innovación y la investigación, y traducir acontecimientos como el congreso de telefonía en inversión y puestos de trabajo de calidad.

La alcaldesa, Ada Colau, ha anunciado esta campaña en la tradicional conferencia en el Colegio de Periodistas “La alcaldesa responde”, en la que ha invitado a realizar esta mirada hacia fuera, pero también hacia adentro.

Derecho en la vivienda

“Si permitimos la expulsión de nuestros vecinos y vecinas por la especulación inmobiliaria, perderemos todos, porque perderemos los barrios.” Con estas palabras Colau ha señalado los riesgos de ser una ciudad global, un activo al cual Barcelona no quiere renunciar, a la vez que no quiere renunciar a lo que es su activo más importante: los vecinos, las vecinas y los barrios.

En este sentido, el Gobierno municipal está preparando la modificación de la ordenanza que regula las rehabilitaciones integrales de edificios. Uno de los principales motivos de pérdida de la vivienda es el encarecimiento de los precios de los alquileres, favorecido por grandes inversiones que compran fincas enteras, expulsan a sus ocupantes y rehabilitan la finca.

La modificación del ordenanza, pues, vela por que la propiedad garantice los derechos de los inquilinos y las inquilinas en casos de rehabilitación, y que asegure el realojamiento durante y después de la rehabilitación.

Pacto de ciudad

Más allá de las competencias municipales, sin embargo, Colau ha realizado un llamamiento a un gran pacto de ciudad a favor de regular el alquiler y ha señalado sus dos principales ejes: prolongar los contratos, que actualmente la ley prevé de solo tres años, y poner límite a los incrementos libres de precio en el momento en el que un contrato se acaba.

Este pacto de ciudad, dirigido a los grupos municipales, persigue corresponsabilizar a la Generalitat y al Estado en la reforma de la ley de arrendamientos urbanos.

Más Información

Etiquetas asociadas a la noticia