Barcelona quiere convertirse en ciudad de referencia en materia de rehabilitación

10/10/2019 18:32 h

Ajuntament de Barcelona

Barcelona quiere convertirse en una ciudad de referencia en materia de rehabilitación y por ello ha impulsado un modelo propio en la ciudad que permite recuperar el parque de vivienda y el patrimonio existente sin perder de vista las personas y su salud y teniendo en cuenta la eficiencia energética y la sostenibilidad.

El innovador modelo de rehabilitación que se lleva a cabo en la capital catalana ha centrado parte de la sesión titulada “Regeneración urbana. Estrategias y modelos “, que ha tenido lugar en el marco de la jornada técnica “La Rehabilitación en un cambio de época” celebrada en la antigua cárcel Modelo. La jornada, que ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona, ​​ha sido uno de los actos más destacados de la sexta edición de la feria Rehabilita.

La jefe de gabinete de la concejalía de Vivienda y Rehabilitación, Vanesa Valiño, en representación de la concejala Lucía Martín, ha sido la encargada de explicar las grandes líneas del modelo de rehabilitación que lleva a cabo el Ayuntamiento de Barcelona. La primera entiende la rehabilitación como un elemento fundamento para mejorar la vida de las personas y un elemento que incide directamente en su bienestar y salud.

En segundo lugar, gracias a la rehabilitación se garantiza la eficiencia energética y se promueve la sostenibilidad. Las líneas de actuación que se llevan a cabo en los proyectos de rehabilitación favorecen la mejora y adaptación de las viviendas y edificios con criterios de eficiencia energética.

Por último, Valiño ha destacado el impacto que la rehabilitación tiene en la mejora general de la economía de la ciudad, ya que el dinero que se destinan a obras de rehabilitación tienen también un impacto en la revitalización de un sector profesional específico y con grandes competencias.

 

El reto de la rehabilitación

Aunque el compromiso de ciudades como Barcelona, ​​la rehabilitación en Cataluña y España es todavía un reto pendiente. En el conjunto de Europa, la rehabilitación supone un 50% de la actividad del sector de la construcción, y en algunos países punteros como Italia y Francia este porcentaje alcanza el 70%. En cambio, en España la rehabilitación es sólo un 30%.

“El futuro pasa por la intervención en la ciudad construida”, explicó Celestino Ventura, presidente del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Barcelona (CAATEEB). “Hay que promover un cambio de rumbo y estimular la cultura de la conservación”, añadió.

En este sentido, Ventura ha recordado que la Jornada Rehabilita se impulsó el año 2014, en plena crisis económica y de la construcción, a fin de tratar de impulsar este cambio de rumbo en el sector y tratar de mentalizar a los actores e instituciones de la necesidad de abordar los retos sociales, medioambientales y económicos a los que se enfrentan ciudades como Barcelona.

En términos similares se expresó Sandra Bestraten, presidenta del Colegio de Arquitectos de Cataluña (COAC), que ha destaca la necesidad de apostar “por la innovación, ya que no puede ser que Europa sea el motor de la rehabilitación y nosotros no nos estemos enfocando hacia lo que la sociedad necesita “.

 

La rehabilitación de La Modelo, un ejemplo a seguir

Durante la jornada técnica “La Rehabilitación en un cambio de época” se han podido conocer diferentes ejemplos de proyectos de rehabilitación, entre ellos el de la antigua cárcel Modelo, escenario de la Jornada.

Tal y como ha comentado la Teniente de Alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Janet Sanz, en la inauguración de la jornada, La Modelo “es un ejemplo de la nueva manera de hacer ciudad que queremos “.

Sanz explicó que la antigua cárcel se ha aprovechado para dotarla de nuevas funciones, que se verán ampliadas con el concurso que se ha convocado para crear equipamientos y vivienda en este lugar.

“Hace 15 o 20 años que hubiéramos hecho? Pienso en los ejemplos de La Maquinista o Pegaso, donde no queda ninguna memoria de los equipamientos que hubo allí. En cambio ahora nadie se ha planteado en ningún momento que la Modelo desaparezca “, ha comentado la concejala. Para Sanz, la nueva forma de hacer ciudad pasa por “rehacer” más que “hacer de nuevo”, tal y como ejemplifica el caso de La Modelo.

Por otra parte, ha añadido la concejala, el reto del cambio climático obliga a las ciudades a tomar conciencia e impulsar nuevas medidas que permitan hacer frente. En este sentido, la rehabilitación, junto con la eficiencia energética, un nuevo modelo de movilidad y la creación de espacios verdes deben servir para hacer posible la justicia climática y una mejora de la calidad de vida en la ciudad.