Cómo aplicar el diseño para mejorar la ciudad

Se acaba de firmar un acuerdo con Elisava, la Escuela Universitaria de Barcelona de Diseño e Ingeniería, para colaborar en el estudio, la cocreación y la implementación de políticas públicas que ayuden a mejorar la ciudad y su vida comunitaria gracias a los procesos creativos vinculados al diseño. El acuerdo, que tendrá una vigencia de tres años, pondrá el acento en la docencia y la investigación.

26/04/2017 13:59 h

Ajuntament de Barcelona

El acuerdo permitirá que se realicen y se desarrollen proyectos conjuntos de docencia e investigación en el marco de la tarea que desarrolla Desis Lab, el laboratorio de Elisava que explora la contribución del diseño a la innovación social y la sostenibilidad. De esta colaboración destaca el Master in Service Design, que ofrecerá Elisava para innovar en la creación, el diseño y la implementación de servicios.

Según el primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello: “Queremos aprovechar todo el talento que se está generando aquí en la ciudad aplicando muchas de las metodologías que se han desarrollado en el ámbito del diseño para mejorar nuestras políticas publicas, que sirvan para impulsar un modelo económico más innovador, inclusivo, y que sirva para convertir Barcelona en la ciudad digital del siglo XXI.” La colaboración entre el laboratorio y el Ayuntamiento se centrará en el análisis, la investigación y el codiseño de proyectos de transformación urbana y sociales, como la implantación de supermanzanas en la ciudad; el impulso del Poblenou Maker District para promover la fabricación digital y la manufactura en la ciudad, gracias a un nuevo sistema productivo y de consumo sostenible y a las nuevas prácticas urbanas dirigidas a fomentar la economía circular y colaborativa.

Más Información