Contra el maltrato a las personas mayores, buen trato

El maltrato a las personas mayores existe, en diferentes formas y ámbitos, tanto por una acción única o repetida como por falta de respuesta apropiada; por un acto u omisión que sufre una persona mayor y que vulnera su integridad física, psíquica, sexual o económica, o el principio de autonomía o un derecho fundamental de este individuo. Con la intención de reunir toda la información para que las personas mayores y su entorno sepan identificar si son víctimas de maltrato y qué recursos tienen a su alcance, se ha creado una nueva página web.

24/12/2018 10:34 h

Ajuntament de Barcelona

En barcelona.cat/bontractegentgran se puede encontrar toda la información sobre qué es el maltrato de las personas mayores, qué tipos de malos tratos existen y qué perfiles de personas pueden causarlo, así como un listado de los diferentes indicadores de alerta e indicaciones de dónde hay que dirigirse en caso de sufrirlo o identificarlo, además de una serie de medidas que ayudan a promover el buen trato.

El maltrato a las personas mayores es una realidad muy poco visible. A menudo se produce en el espacio personal e íntimo de la persona, lo que dificulta su detección y posterior denuncia. Sin embargo, los centros de servicios sociales de la ciudad recogieron en 2017 hasta 112 casos en los que personas mayores de 65 años fueron atendidas a lo largo del año por haber sufrido algún tipo de maltrato.

Una parte de estos maltratos se fundamentan en estereotipos vinculados a la edad que dan paso a prejuicios que pueden llegar a causar desigualdades, discriminaciones e incluso malos tratos si no se contrarrestan.

Más coordinación, prevención e impulso al buen trato

Barcelona, ​​miembro de la Red Internacional de Ciudades Amigables de la Organización Mundial de la Salud (OMS), trabaja para combatir los factores de riesgo para el maltrato a las personas mayores, algunos de los cuales son las situaciones de dependencia, de pobreza, el aislamiento social y el hecho de ser mujer, con programas como Radars, que se extenderá a 53 barrios de la ciudad; Vincles, con cerca de un millar de personas usuarias; «Bajemos a la calle» o «Comidas en compañía», que fomentan las relaciones de estas personas con su ámbito familiar, institucional y comunitario.

La Estrategia sobre cambio demográfico y envejecimiento incluye como objetivo los derechos, el buen trato y la prevención de malos tratos, y, partiendo del Protocolo de actuación ante el maltrato a las personas mayores, el pasado mes de junio se firmó el convenio entre el Ayuntamiento y el Consorcio Sanitario de Barcelona para facilitar que los profesionales del ámbito sanitario y social colaboren durante el proceso de detección, valoración e intervención en situaciones de maltrato a las personas mayores.

También se ha ampliado el Servicio de Teleasistencia Municipal hasta las 96.000 personas, y el Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) ha alcanzado las 20.000 personas usuarias. Otros programas como el Respir Plus se orientan a cuidar a las personas cuidadoras.

Etiquetas asociadas a la noticia