Cristóbal de Moura, más cerca de ser un eje verde y pacificado

La reurbanización de la calle de Cristóbal de Moura empieza en el tramo entre las calles de Fluvià y Provençals, con el objetivo de transformar esta vía en un eje verde y pacificado que una el parque del Centro del Poblenou y el parque del Besòs, y donde todo el protagonismo sea del vecindario y de los peatones. Las obras durarán unos catorce meses y tienen un presupuesto de cerca de 7 millones de euros.

09/05/2018 17:48 h

Ajuntament de Barcelona

El nuevo planeamiento de la calle de Cristóbal de Moura repiensa esta vía del 22@ como una franja verde con menos tráfico, más saludable y con espacios para estimular la actividad vecinal. En la plataforma central, de 26 metros de anchura, ajardinada y con arbolado, se unirán aceras en la línea de fachada de 3,5 metros de anchura, un carril bici y una vía de servicio. La primera fase de reurbanización de este eje coincide con las últimas actuaciones de rehabilitación de la antigua fábrica Casa del l’Alier, situada en la misma manzana, entre las calles de Cristóbal de Moura y de Pere IV.

Un proyecto participativo

Las próximas fases de reconversión de la vía recogerán las necesidades del vecindario y las entidades y asociaciones de los barrios de Provençals del Poblenou y el Besòs i el Maresme. Mediante una mesa de participación, estos colectivos podrán vehicular sus propuestas con el objetivo de que el planeamiento final encaje con las particularidades del entorno y siga la línea marcada por la inclusión de verde urbano que recoge el proyecto inicial.

Impulso al patrimonio y la pacificación de Sant Martí

La naturalización de la calle de Cristóbal de Moura contribuye a hacer realidad la estrategia de coser los barrios con vías verdes, de devolver espacios saludables y funcionales a los vecinos y las vecinas y de recuperar equipamientos para usos públicos. Además de iniciar la pacificación de la calle de Pere IV, prevista en el Plan de barrios del Besòs, se ha reconstruido la antigua fabrica de Ca l’Alier como centro de innovación para empresas emergentes y pymes. A estas actuaciones se suman la compra de La Escocesa, la rehabilitación de la Casa de les Vàlvules o los proyectos de mejora de Can Ricart, Can Felipa o Can Picó, equipamientos que forman parte del conjunto patrimonial histórico e industrial del Poblenou y que tienen una segunda vida como espacios de uso público.

Noticias relacionadas