Activada la alerta por viento fuerte y la fase de emergencia por mal estado del mar

Ante la previsión meteorológica, las fuertes rachas de viento y el incremento de la altura de las olas, este domingo, 19 de enero, se han activado el Plan básico de emergencia municipal por viento fuerte, en fase alerta, y el Plan básico de emergencia municipal por mal estado del mar, que este lunes ha pasado a fase de emergencia. Se recomienda a la ciudadanía que aumente la precaución y se prohíbe el acceso a las playas y los espigones.

19/01/2020 13:32 h

Ajuntament de Barcelona

Durante todo el domingo los Bomberos de Barcelona han efectuado 30 salidas relacionadas con fuertes rachas de viento en la ciudad.

Ante el riesgo de caídas de ramas de árboles, no se han abierto las puertas de los parques y jardines de la ciudad. El acceso regulado del Park Güell también ha estado cerrado.

Las recomendaciones en episodios de viento fuerte son las siguientes:

En casa

  • No subir a lugares altos y expuestos al viento, como azoteas, andamios o similares.
  • Retirar las macetas y objetos de las ventanas y los balcones que puedan caer a la calle.
  • Revisar las antenas o los aparatos de aire acondicionado situados en el exterior del hogar.
  • Cerrar y asegurar las puertas y ventanas.
  • Bajar las persianas y recoger los toldos.

En la calle

  • Es conveniente alejarse de cornisas, muros y árboles que puedan desprenderse.
  • Circular con cuidado al pasar cerca de edificios en obras.
  • Extremar las precauciones al realizar actividades al aire libre.
  • Tener cuidado con los vehículos que estén aparcados en la calle. El viento puede derribar motos u otros elementos del mobiliario urbano.
  • Procurar alejarse del litoral. Los vientos fuertes a menudo van acompañados de mareas y oleaje.

Puedes encontrar todas las recomendaciones de seguridad en el web de los Bomberos de Barcelona.

Olas de más de 4 metros de altura

La Guardia Urbana de Barcelona se ha desplegado por el litoral barcelonés y cierra el paso a los espigones y las zonas donde rompen las olas, para evitar riesgos para las personas.

Se recomienda a la ciudadanía que aumente la precaución y se prohíbe el acceso a las playas y los espigones.

Este plan se activa en fase de emergencia cuando hay un aviso de mal estado del mar y se pueden dar olas de más de 4 metros de altura, que pueden afectar al litoral de la ciudad y provocar destrozos en el mobiliario.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas