Frente común para negociar con las grandes plataformas digitales

Durante la cumbre internacional Sharing Cities Summit 2018, Barcelona y 49 ciudades de todo el mundo han suscrito la Declaración de principios y compromisos para ciudades colaborativas. Este acuerdo lo forman diez principios que tienen como objetivo regular las plataformas digitales, garantizar que el derecho a la ciudad no se resienta con esta actividad económica y promover y compartir alternativas basadas en modelos socialmente responsables.

14/11/2018 15:48 h

Ajuntament de Barcelona

La aparición repentina de empresas de vehículos compartidos, de alojamiento turístico o de reparto a domicilio que utilizan plataformas digitales para poner en contacto a los proveedores y los consumidores han comportado externalidades negativas. Con la apariencia de economía colaborativa, la realidad esconde condiciones laborales precarias, beneficios elevados de las compañías y un riesgo para algunos sectores económicos, así como la reconversión de usos como el de la vivienda que se podría destinar a alquiler residencial en lugar del turístico, mucho más lucrativo.

Por esta razón, la declaración conjunta presentada hoy durante el Smart City Expo World Congress establece, en el primer punto, el conjunto de cualidades que debe tener una plataforma digital para ser considerada colaborativa, como tener un modelo económicamente responsable y de gobernanza democrática, con políticas de conocimiento libre, tecnologías abiertas y un impacto social y ambiental positivo.

La declaración también establece las condiciones que tienen que garantizar todas las plataformas digitales:

  • Empoderar a las personas para que tengan oportunidad de ganar o aumentar sus ingresos a través de nuevos acuerdos laborales y fiscales adaptados.
  • Garantizar una retribución justa, legal y efectiva.
  • Garantizar el acceso equitativo y justo al trabajo para personas de todos los perfiles socioeconómicos, géneros y procedencias.
  • Garantizar y dar apoyo a estándares de salud, higiene y seguridad.
  • Promocionar las prácticas sostenibles.
  • Implementar políticas para que los datos personales sean controlados por la ciudadanía y estén protegidos ante una mala utilización o sean recogidos o compartidos sin consentimiento explícito.
  • Garantizar el respecto a los nuevos marcos legales establecidos por las ciudades en la regulación de las plataformas digitales.
  • Promover el desarrollo de ecosistemas económicos locales de colaboración y, especialmente, entre pequeñas y medianas empresas.
  • Preservar el derecho a la ciudad y los procomunes urbanos, reforzar las comunidades, proteger el interés general, el espacio público y los derechos humanos básicos.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas