La contratación pública como motor de innovación

El tercer encuentro de la Mesa de Contratación Pública ha incorporado dos nuevos protocolos de actuación en innovación y la compra de servicios de tecnologías de información y comunicación para guiar los contratos y licitaciones municipales. Estas nuevas guías complementan las de contratación pública social y ambiental, que guiarán los contratos y licitaciones del Ayuntamiento durante el 2018.

20/11/2017 14:11 h

Ajuntament de Barcelona

La Guía de la contratación pública para la innovación (CPI) es un manual que dota de herramientas e información a los responsables municipales sobre los criterios que hay que seguir en la contratación de servicios o soluciones tecnológicas, como la política de datos abiertos, la apuesta por el software y el software libre y el fomento de las pymes.

Además, otorga al Ayuntamiento un papel más activo que el de un puro comprador, haciéndolo partícipe de la definición y estimulación de retos y soluciones sostenibles innovadoras que aporten eficiencia. Este valor añadido como promotor de la innovación redunda en la idea global de huir del factor precio como criterio predominante en la contratación pública.

La Mesa de Contratación Pública, que integran representantes del tejido empresarial y asociativo de la ciudad, especialmente las pequeñas y medianas empresas y empresas sociales, avanza en el Plan de contratación pública sostenible del 2018.

Entre otros, este plan incluye la voluntad de doblar el porcentaje de vehículos de bajas emisiones de la flota municipal, que la valoración del precio no supere más del 35% de la puntuación total establecida, la subrogación de plantilla o la mejora de salarios, o que los contratistas garanticen un sueldo mínimo de 1.000 euros a sus trabajadores además de promover la igualdad de género o la conciliación familiar