El Ayuntamiento comprará la casa fábrica Can Seixanta

21/09/2016 19:12 h

Max Ledo

El acuerdo, que se ha aprobado en comisión de gobierno, prevé un gasto de 6 millones de euros por la adquisición de la casa fábrica y 3 millones más para la restauración del edificio. Se preservará la vivienda y se construirá un equipamiento público.

El Ayuntamiento de Barcelona ha acordado comprar la casa fábrica Can Seixanta por 6 millones de euros a un grupo inversor alemán. De este modo se cambia el complejo de pisos de lujo que se quería construir por equipamientos y vivienda públicos. «Esta adquisición es muy importante para rebajar la presión inmobiliaria que hay en Ciutat Vella y el Raval, y poder tener equipamientos y vivienda públicos ayudará a mejorar la calidad de vida de los vecinos del barrio«, ha afirmado la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin.

El acuerdo llega después de que se haya aprobado en comisión de gobierno una proposición de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), con quien el Gobierno ha llegado a un acuerdo. En cuanto a los nuevos usos del equipamiento público, aún no están definidos. Pin también se ha referido a las entidades y los colectivos que actualmente se encuentran en el recinto, como el taller de cerámica Can Fanga o la escuela de capoeira Palmares, entre otros, y los ha tranquilizado: «Acompañaremos a todos los colectivos y estudiaremos caso por caso su situación para ofrecerles una solución.»

Can Seixanta es un conjunto edificado que fue creciendo con los años y está ubicado en la calle de la Riereta, 18-20-22. El edificio tiene una superficie total de unos 5.500 metros cuadrados y las diferentes partes tienen unas alturas que varían entre solo planta baja hasta cinco plantas.

Una casa fábrica motivo de dicho popular

La frase «Esto parece Can Seixanta», en referencia a algo bastante desordenado, se ha convertido en un dicho popular muy utilizado en Cataluña. El origen no es otro que esta casa fábrica, en la que antiguamente reinaba siempre el desorden. El nombre de Can Seixanta se hizo popular por la dirección del edificio, ya que la suma de los números 18, 20 y 22 da exactamente 60.