Los usuarios de la antigua mutua municipal se integrarán en el sistema de salud pública

Las cerca de 8.300 personas afiliadas a la antigua mutua municipal PAMEM se integrarán en el sistema de cobertura sanitaria universal del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut). La integración garantiza la equidad en los servicios para los trabajadores municipales y también más cobertura, proximidad y una atención sanitaria mejor. Se está trabajando con los sindicatos para acompañar a los usuarios en el proceso de integración.

21/04/2017 16:26 h

Redacció

El Instituto de Prestaciones de Asistencia Médica al Personal Municipal (PAMEM, por las siglas originales del Patronato de Asistencia Médica de los Empleados Municipales) se creó como organismo autónomo en el año 1950 para dar asistencia sanitaria al colectivo de funcionarios. En su momento de máxima actividad llegó a atender a más de 32.000 personas. En el año 1993 se decidió que el nuevo personal se integrara en el sistema de cobertura del CatSalut, el organismo creado dos años antes para garantizar el acceso a la asistencia sanitaria universal y pública. El PAMEM es hoy una entidad pública participada por el Ayuntamiento y por el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, con una proporción del 60 % y el 40 % respectivamente, y adscrita al Consorcio Sanitario de Barcelona.

Actualmente, el 80 % del personal municipal está integrado en el sistema del CatSalut. De las 8.279 personas todavía afiliadas al PAMEM, 4.368 son pensionistas o sus beneficiarios, 1.285 son trabajadores municipales en activo y 1.285, los respectivos beneficiarios.

La disminución de afiliados y el envejecimiento progresivo de la población adscrita, que comporta procesos médicos más complejos y más frecuentación de los servicios, han convertido el PAMEM en un servicio deficitario. “El PAMEM es un sistema paralelo que se ha ido alargando en el tiempo y que, aunque en un principio estaba justificado, en el contexto actual es una anomalía”, ha manifestado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha recordado también el compromiso del Consistorio con el fortalecimiento del sistema sanitario público catalán. Se calcula que, cuando acabe el proceso de integración, se habrá acumulado una deuda de 22,8 millones de euros, que será cubierta por el Ayuntamiento de Barcelona (dos terceras partes) y por el CatSalut (el resto). La inversión municipal, además, se ampliará con 3,75 millones de euros que irán destinados a la mejora de equipamientos sanitarios de la ciudad.

La integración que, según Colau, “garantizará la equidad de las prestaciones en el conjunto de los trabajadores municipales”, se hará efectiva después de la aprobación y la firma del convenio y sin ocasionar molestias a los usuarios, y asegurará la continuidad con respecto a la atención de todos los procesos médicos y hospitalarios en marcha. “Estamos en diálogo continuado con los sindicatos y realizaremos un proceso de acompañamiento de los usuarios”, ha dicho Colau.

Servicios futuros del APS Pamem

El PAMEM, transformado en una entidad pública adscrita al Consorcio Sanitario de Barcelona dentro del modelo del CatSalut, pasará a llamarse Atención Primaria de Salut Pamem (APS Pamem) y seguirá gestionando los cuatro equipos de atención primaria (EAP) y el centro de urgencias de atención primaria (CUAP) que gestiona en la actualidad. Como novedad, el APS Pamem ofrecerá servicios orientados a la ciudadanía con pocos recursos económicos. “Eso garantiza los 22 lugares de trabajo del personal actual del PAMEM y permitirá acceder a vecinos de barrios vulnerables a servicios de salud complementarios”, ha explicado la comisionada de Salud, Gemma Tarafa. Se prevé que se presten 3.000 tratamientos odontológicos y 1.000 podològics a usuarios derivados desde los servicios sociales municipales, así como que se pueda ofrecer un servicio de medicina deportiva en coordinación con el Instituto Barcelona Esport.

Más Información