Nuevos autobuses para un transporte público más sostenible y eficiente

La modernización de la flota de autobuses de la ciudad avanza con la incorporación de 76 vehículos nuevos menos contaminantes y más confortables que reducen las emisiones un 30 %, garantizan el buen funcionamiento del servicio y fomentan una ciudad más saludable. El próximo año el 23 % del parque se habrá renovado.

16/03/2018 19:02 h

Redacció

VÍDEO. Mercedes Vidal: “Invertir en transporte público es invertir en el estado del bienestar porque permite garantizar un buen servicio y consolidar la flota de autobuses de la ciudad como la más limpia de Europa.”

VÍDEO. Ada Colau: Priorizamos el transporte público porque estamos a favor del derecho a la movilidad y del derecho a la salud, y dentro de esta estrategia hay que realizar también la conexión del tranvía, que tiene consenso vecinal, social e institucional.”

La demanda del transporte público no deja de crecer en la ciudad, donde en los últimos siete años se ha incrementado la inversión un 86 % para poder mantener la calidad del servicio y avanzar hacia una movilidad más sostenible.

Entre las actuaciones actuales se incluye la reconversión energética progresiva del servicio de autobuses como parte del compromiso municipal por la lucha contra el cambio climático, que se aplica a medida que se renueva la flota.

Entre enero y marzo, se han incorporado 62 coches híbridos de propulsión electrotérmica que sustituyen autobuses diésel y que ahorran 7.600 litros de gasóleo por unidad y año. En total, el 25 % del servicio urbano, 269 autobuses, ya se realiza con vehículos híbridos.

De estos autobuses, 54 darán servicio a las líneas urbanas y 8 al parque del Bus Turístico, que por primera vez dispondrá de vehículos sostenibles. Además, también se han incorporado 14 autobuses de gas natural comprimido. En total, Transports Metropolitans de Barcelona ha efectuado una inversión de 32,5 millones de euros.

Accesibilidad y comodidad

La modernización de la flota de autobuses también incorpora mejoras en la accesibilidad, con cuatro puertas para agilizar las paradas, pulsadores de puerta inteligentes y para personas con discapacidad visual, suelo antideslizante o rampa retráctil, e indicadores laterales luminosos del nombre de línea.

El servicio también gana en comodidad con espacios más confortables, conectores USB y aire acondicionado.

Más servicio y menos contaminante

La renovación de la flota de autobuses continuará los próximos meses con el objetivo de incorporar un total de 253 vehículos nuevos entre el 2018 y el 2019, el 23 % del total. De estos autobuses, 66 servirán para ampliar el servicio y cubrir el aumento de demanda de transporte público.

La incorporación de vehículos sostenibles al servicio de autobús habrá reducido, entre el 2017 y el 2020, 27.000 toneladas de dióxido de carbono.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas