Primera encuesta a la ciudadanía sobre la percepción de la crisis de la COVID-19

La Oficina Municipal de Datos (OMD) presenta los datos de la encuesta que se hizo a los barceloneses y barcelonesas del 6 al 16 de abril sobre cómo perciben el estado de la salud, el confinamiento, la economía y el empleo durante la crisis de la COVID-19.

21/04/2020 23:59 h

Ajuntament de Barcelona

La Encuesta COVID-19 en Barcelona analiza el impacto de la situación provocada por el coronavirus en cuatro ámbitos básicos: la salud, el trabajo, la situación de confinamiento y la percepción de la crisis y de la gestión institucional. El objetivo es realizar 900 encuestas semanales, hasta que se regrese a la normalidad, a la población barcelonesa de más de 16 años para evaluar la evolución de la percepción que la ciudadanía tiene de la situación que se está viviendo.

A medida que vaya avanzando el trabajo de campo y se disponga de más información, la encuesta aumentará su potencial analítico y permitirá, por ejemplo, desagregar los datos por distritos sobre las personas que se consideran sintomáticas o ver en qué sectores ha habido más ERTOS o se han perdido más puestos de trabajo.

Resultados de la primera encuesta

Los datos sobre la percepción general de la situación muestran que el 86,1 % de la población barcelonesa se muestra muy o bastante preocupada, una inquietud que también se va incrementando a medida que pasan los días. Además del cuidado de las personas enfermas, la economía es el tema que más preocupa ahora mismo (con el 32,4 % de las respuestas), seguido de otros temas vinculados a la salud, como la mejora de la sanidad o la prevención de la enfermedad (con más de un 25 % de las respuestas). Por ámbitos, los datos son los siguientes:

  • Salud: los datos vinculados al estado de la salud de la ciudadanía muestran la apreciación subjetiva de los barceloneses y barcelonesas sobre el coronavirus. Hay que tener en cuenta que de las personas encuestadas muy pocas han sido diagnosticadas mediante un test y solo una minoría han acudido a algún centro sanitario. Así, el 9,6 % de las personas entrevistadas afirman que han tenido síntomas del coronavirus. De estas personas solo el 11,1 % se han sometido a una prueba de detección y menos de un 40 % han ido a un centro sanitario; finalmente, el 6,1 % han sido ingresadas en un hospital.
  • Empleo: el objetivo prioritario de la encuesta es identificar las primeras consecuencias que esta crisis sanitaria ya está teniendo sobre el empleo de los barceloneses y barcelonesas. Entre las personas ocupadas el 31,8 % declaran que trabajan en servicios esenciales, y casi la mitad de las barcelonesas y los barceloneses entrevistados son trabajadores asalariados. De estos trabajadores, un 5,3 % manifiestan que han sido despedidos como consecuencia de la crisis sanitaria y un 26,6 % que han sufrido un ERTO. Con respecto a las perspectivas laborales, el 53,3 % de las personas laboralmente activas piensan que esta crisis repercutirá negativamente en su trabajo.
  • Confinamiento: de las 1.500 personas encuestadas, un 14 % manifiestan que se encuentran confinadas solas, y esta cifra se incrementa entre las personas mayores: tres de cada diez personas de más de 65 se encuentran confinadas solas. Con respecto a la vivencia del confinamiento, el 44,2 % afirman que es una situación dura o muy dura, mientras que para el 55,3 % de los entrevistados es poco o nada dura, sin diferencias significativas entre quien está confinado solo y quien está acompañado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que a medida que avanza el trabajo de campo y se acumulan días de confinamiento, aumentan las vivencias negativas. Con respecto a la gestión y las actividades durante el confinamiento, la mayoría de las personas entrevistadas disponen de conexión a internet, mantienen buenas relaciones con el vecindario, están en contacto regular con los familiares y las amistades con quienes no están confinados y hacen ejercicio físico en casa.
  • Vulnerabilidad: la encuesta cuantifica que en torno al 1 % de la población puede estar en situación de vulnerabilidad; este porcentaje se calcula según las personas que no pueden disponer de productos de limpieza o medicamentos (un 2 %), de la ayuda externa que necesitan (un 1,1 %) o de productos de alimentación (un 0,6 %).
  • Gestión institucional: la mayoría de las personas entrevistadas, un 58,1 %, valoran positivamente la gestión que el Ayuntamiento hace de esta crisis, mientras que el 15 % la valoran negativamente. Con respecto a la gestión de la Generalitat, un 56 % la valoran de manera positiva y un 23,1 % la valoran negativamente. En el caso del Gobierno español, el 43,7 % de los barceloneses y barcelonesas se muestran críticos, frente al 39,9 %, que tienen una opinión favorable.