Un nuevo espacio para el vecindario de la Sagrada Família

El Ateneo de la Sagrada Família cada vez está más cerca de convertirse en una realidad, ya que en los próximos días se iniciarán las obras para adecuar el futuro equipamiento para las entidades y los vecinos y las vecinas del barrio. De esta manera se pondrá fin a una necesidad de espacio largamente reivindicada en el barrio.

28/02/2018 19:06 h

Ajuntament de Barcelona

El origen de una reivindicación

La recuperación de un espacio como este para el barrio acerca el proceso al final de un largo camino de lucha y reivindicación vecinal. El proyecto nació a raíz de la movilización de la plataforma “Recuperemos el Niza”, que no trabajaba únicamente para recuperar el antiguo cine, sino que también reclamaba espacios para equipamientos en un barrio donde “la presión turística hace más necesario que nunca mantener el tejido vecinal vivo”, según ha afirmado el concejal de L’Eixample, Gerardo Pisarello, durante la visita al espacio antes de que empiecen las obras.

Ante la imposibilidad de adquirir el Cine Niza por razones jurídicas, surgió la necesidad de realizar un trabajo conjunto entre el Distrito y la plataforma vecinal para encontrar una alternativa de espacios. Finalmente, el Gobierno municipal adquirió un local en la calle de Nàpols, justo hace un año.

A partir de entonces, la plataforma ciudadana Grup Ateneu Barri, que reúne a decenas de entidades de la cultura popular, asociativas, educativas, deportivas y juveniles del barrio, realizó un trabajo de debate colectivo para definir y decidir los usos del espacio, que se materializarán a través de las obras que empiezan.

El futuro ateneo

El local está situado en la planta baja del número 268 de la calle de Nàpols y ocupa una extensión de 1.350 metros cuadrados. Se prevé que las actuaciones de mejora se acaben en nueve meses, y el espacio se organizará en tres zonas diferenciadas.

En la primera zona habrá diferentes espacios conectados por una área de estancia. Así, se construirá un espacio de exposiciones, un espacio social, uno multimedia y otro para la administración. En la zona central habrá, además de los servicios, dos patios que aportarán luz natural al local. En la parte posterior del equipamiento se levantará un auditorio con capacidad para 300 personas —una demanda específica de las entidades—, dos aulas y tres salas de ensayo, con sus respectivos camerinos y un almacén para instrumentos musicales.

El presupuesto previsto para las obras es de 2.349.000 euros.

Noticias relacionadas