Tolerancia cero con las actividades cannábicas ilegales

El plan de inspección y cierre de establecimientos con actividad cannábica en Ciutat Vella permite el cierre de 46 locales ilegales. El trabajo conjunto del personal técnico municipal, los Servicios Jurídicos y la Guardia Urbana hace posible el cese de los negocios con ánimo de lucro y enfocados a la captación de turistas.

08/07/2018 10:40 h

Redacció

Las medidas de inspección empezaron en el año 2015 y están destinadas a detectar todos aquellos establecimientos que no cumplan el modelo permitido para las actividades cannábicas, aprobado en mayo del 2016: sin ánimo de lucro, fruto del asociacionismo de las personas consumidoras de cánnabis y con garantías para la salud. Por el contrario, los 46 locales declarados ilegales correspondían a negocios con beneficios procedentes en gran medida de la captación de turistas y que, además, tenían un impacto sobre la convivencia y la calidad de vida del vecindario.

La tarea del personal técnico se amplía a 7 establecimientos en proceso de precintado y 8 casos en seguimiento que actualmente no presentan actividad. En total, 61 establecimientos sin licencia han sido objeto de inspección, además de los 34 locales con licencia en el distrito que también se han sometido al procedimiento.

Las actuaciones llevadas a cabo sobre los locales cannábicos declarados ilegales han conducido o bien al cese voluntario de la actividad por parte de los promotores o, en el caso de no cumplirse la petición, al cierre mediante orden judicial.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas