Un Mediterráneo menos contaminado con la zona de bajas emisiones

El Gobierno municipal apoya el manifiesto que reclama al Gobierno español la declaración de una zona de bajas emisiones en el Mediterráneo occidental para reducir el impacto medioambiental de los barcos, impulsado por las entidades Aliança Mar Blava, Ecologistas en Acción, Plataforma de la Calidad del Aire y Transport and Environment.

04/12/2018 17:59 h

Mireia Alonso

La creación de una zona de bajas emisiones obligaría a los barcos a utilizar combustibles más sostenibles, que contribuyen a reducir las emisiones de gases nocivos como los óxidos de nitrógeno o el azufre. Esta regulación ya se aplica con éxito en entornos marítimos como el mar del Norte, el mar Báltico y el canal de la Mancha, donde se han detectado mejoras inmediatas en la calidad del aire.

Los efectos contaminantes del tráfico marítimo no solo afectan a los ecosistemas marinos y el litoral, sino que también tienen un impacto directo en la salud de las personas que viven en ciudades costeras. Reducir la contaminación del aire que generan los combustibles de los barcos implica un cambio en el sector naval, que necesariamente tiene que confluir hacia un modelo más sostenible, saludable y respetuoso con el medio ambiente.

La Comisión Europea y el Estado francés ya han manifestado activamente su apoyo a esta medida, pero la negativa del anterior Gobierno español paralizó la aplicación de la regulación. Con este manifiesto, las entidades ecologistas y el Gobierno municipal piden al gobierno actual que rectifique y permita la creación de la zona de bajas emisiones.

El apoyo al manifiesto se enmarca dentro el Plan Estratégico de los Espacios Litorales de la Ciudad, un nuevo planteamiento para el frente marítimo barcelonés para que la ciudadanía pueda disfrutar de un litoral de calidad.

Etiquetas asociadas a la noticia

Noticias relacionadas