Un total de 32.000 metros cuadrados de verde del Poblenou al Besòs

La calle de Cristóbal de Moura se convertirá en una vía ajardinada con el tráfico pacificado. Las proporciones de espacio público utilizadas por los vehículos y por los peatones se invertirán de forma que la transformación de la calle, de 1,27 kilómetros entre el parque del Centre del Poblenou y la rambla de Prim, supondrá 32.000 metros cuadrados nuevos de verde para el distrito de Sant Martí.

20/11/2017 13:21 h

Ajuntament de Barcelona

La transformación de Cristóbal de Moura es un paso más en el camino para hacer de Barcelona una ciudad saludable, ahora en el ámbito del 22@, donde se está llevando a cabo un proceso vecinal para decidir el futuro. El modelo sobre el cual se parte para esta zona de la ciudad se basa en la actividad económica, la vivienda pública y entornos saludables, verdes, de calidad y con continuidad. En este sentido, la transformación de la calle de Pere IV, la compra de La Escocesa y la rehabilitación de la antigua fábrica de Ca l’Alier son algunos ejemplos.

Una calle-jardín

La futura calle de Cristóbal de Moura mantendrá unas aceras anchas, de 3,5 metros, y dos carriles de circulación donde convivirán el tráfico pacificado, servicios y bicicletas. En el medio, en un espacio de más de 26 metros, habrá toda una zona verde que conformará un jardín lineal que puede llegar a tener una extensión de 32.000 metros cuadrados que unirá el parque del Centre del Poblenou y la rambla de Prim, junto a otro gran espacio verde de la zona, el parque del Besòs de Sant Adrià.

El primer tramo que se transformará, aprobado ya por el Gobierno municipal, será entre las calles de Fluvià y de Provençals, en torno a Ca l’Alier. Las obras empezarán en enero de 2018 y durarán 14 meses. Solo en este tramo ya se ganarán 3.500 metros cuadrados de espacio verde, aunque el alcance de los trabajos llegará a 17.000 metros cuadrados, encajando con los trabajos de rehabilitación de la antigua fábrica para realizar un centro de innovación para pymes tecnológicas. El nuevo Ca l’Alier será una realidad cuando empiecen las obras de Cristóbal de Moura, a la vez que se trabaja en la urbanización de las zonas verdes de la manzana de este futuro equipamiento para empresas.

Los primeros trabajos ya están presupuestados y significarán una inversión de 7 millones de euros.

Participación

El tejido social de los barrios por donde discurre Cristóbal de Moura, Provençals del Poblenou y el Besòs, y también del distrito de Sant Martí, participará en la configuración del resto de la transformación. La voluntad es constituir una mesa de trabajo con representantes de vecinos y entidades para definir usos y planteamientos tanto del primer tramo entre Fluvià y Provençals como de toda la vía hasta Prim.