Una contratación de calidad es posible

Cerca de 3.800 personas se han incorporado al mercado de trabajo con los proyectos integrales de contratación (PIC), que, además de promover trabajos de calidad, pretenden mejorar las competencias profesionales y la autoestima de las personas participantes mediante el asesoramiento personalizado y cursos de formación. En el 2018, cerca de 950 personas han participado en estos proyectos, que ofrecen contratos de un mínimo de 6 meses de duración y 1.000 euros de sueldo y que tienen un grado de inserción laboral posterior del 54 %.

05/10/2018 18:26 h

Redacció

El 25 % de las personas participantes en los PIC reside en Nou Barris. Precisamente en este distrito se ha impulsado el servicio de reparto a domicilio de producto fresco del Mercado de Montserrat, para acercar la compra a las personas del barrio que más lo necesitan. Se trata de un programa que impulsa la Fundación Pare Manel y que forma parte del B-MINCOME, un proyecto piloto de lucha contra la desigualdad en zonas desfavorecidas de Barcelona.

Los PIC priorizan trabajos y servicios de interés público y social, que, más allá de la inserción de personas, generen un beneficio a toda la ciudad y mejoren la calidad de vida del vecindario. Otras iniciativas son un proyecto para mejorar el estado de limpieza y el mantenimiento del espacio urbano en las Roquetes, la campaña de sensibilización por una tenencia responsable de perros en Nou Barris o la participación en la elaboración del censo de pisos vacíos de la ciudad para acrecentar la bolsa de pisos de alquiler social.

Se espera que el número de contratos se acerque al millar a finales de año. De las personas que participaron en el 2017, el 54 % han encontrado trabajo una vez acabada la participación en el programa. El perfil de las personas de los programas que actualmente están en ejecución es mayoritariamente de personas mayores de 40 años (70 %), la mitad de las cuales son mujeres, y más del 58 % tienen un nivel de formación bajo.

Siguiendo con los principios de la estrategia de empleo de Barcelona 2016-2020, todos los contratos del programa tienen una duración de un mínimo de seis meses y salarios superiores a mil euros mensuales y, además, garantizan la igualdad de género y ofrecen facilidades de conciliación. Hay contrataciones que pueden llegar hasta los 12 meses de duración, concebidas para personas en situación administrativa irregular o mujeres que han sufrido violencia de género.

Los PIC se financian con las convocatorias del Servicio de Empleo de Cataluña (SOC, por la denominación en catalán) y desde Barcelona Activa, que, además, los gestiona. La labor de contratación se complementa con itinerarios de formación técnico-profesionalizadora, prevención de riesgos laborales, competencias clave y capacitación para la búsqueda de trabajo, así como asesoramiento para fomentar la autonomía personal que permita a los participantes superar futuros procesos de selección con éxito.

Etiquetas asociadas a la noticia