Barcelona Cultura

Edición febrero, marzo y abril

El circuito cultural en los barrios de todos los distritos de Barcelona. Entrada gratuita

Àries de reservat

Una coloratura vienesa al caire de l'abisme postapocalíptic
Marc Rosich - Elena Martinell - Glòria Garcés

Teatro

No es Fin de Año, pero hagamos como si lo fuera. Y esto no es el reservado de un hotel de lujo desde el que se huele la sal de las olas del mar, pero cerremos los ojos y pensemos que es allí donde estamos y que el olor a salitre nos llena los pulmones. Suena un vals... ¿será El Danubio Azul? Y otro vals. Y, después, otro; y otro. Hasta que se escuchan las 12 campanadas que marcan la entrada de un nuevo año: gong, gong, gong...

Pero, después de medianoche, en este hotel de lujo nadie bebe champán, nadie come las uvas y nadie aplaude el ritmo del vals. Ni sobre el escenario ni tampoco abajo: la soprano y la pianista contratadas para amenizar la velada porque se han quedado con la boca abierta; y el respetable, si es que lo era, porque la tiene cerrada para siempre jamás.

La soprano y la pianista no se han dado cuenta de que pasaba nada extraño hasta después de sonar las 12 campanadas; ha sido entonces cuando han empezado a desconfiar de un silencio sepulcral y se han quitado la venda de los ojos con que les habían pedido cantar. Y, cuando han recuperado la visión, se han dado cuenta de que mientras ellas cantaban como si no hubiera mañana, el fin del mundo ha llegado y sólo ellas dos se han salvado. ¿Será gracias al poder de la música? ¿Al poder de Strauss? ¿De las aguas medicinales del Danubio Azul? Quizás sí, quizás no. Pero, por si acaso, han decidido salvar su música. Y han comenzado otro concierto, este mucho más ecléctico, con la grabadora como única espectadora.

Entre el kitsch y el trash y tocada por el espíritu apocalíptico: Así describe su director, Marc Rosich, esta pieza con la que trató de reescribir el formato de un concierto introduciendo la parodia, el humor negro y el surrealismo. Lo hizo porque se lo pidieron la soprano Elena Martinell y la pianista Glòria Garcés. Y ya que aceptó el encargo, Rosich se lo llevó hacia su terreno con la ayuda de uno de los géneros que más le gusta: la opereta, prima hermana de la zarzuela, en la que las partes habladas y la música se alternan para dar vida a un argumento muchas veces inverosímil. Lo mismo que ha hecho él con estas Àries de reservat.

¿Queréis saber más sobre la opereta vienesa? Un artículo que escribió Alejo Carpentier (autor de la célebre El siglo de las luces) en el diario El Nacional en el 1953 nos da cuatro piceladas: "[A pesar del éxito de los compositores franceses], la opereta vienesa se destacó, desde los tiempos de Johann Strauss, por una superior factura vocal e instrumental que se manifiesta en partituras ligeras, como la de El murciélago (...) [Estas] dentro de su frivolidad encierran melodías deliciosas, ingeniosos rasgos de instrumentación, contrastes rítmicos, muy hechos para poner en valor la pericia y buen gusto de un técnico consumado".

 

Tràiler ÀRIES DE RESERVAT

 

 

FICHA

Dramaturgia i dirección: Marc Rosich. Intérpretes: Elena Martinell (soprano coloratura) y Glòria Garcés (pianista). Espacio escénico y vestuario: Joana Martí. Coreografías y movimiento: Roberto G Alonso. Arreglos musicales: Glòria Garcés. Técnico de sonido: Alter sinergies. Diseño de luces: Àngel Puertas. Fotografía y diseño gráfico: Elisabeth Bataller – Zabet Photos. Producción: Elena Martinell i Glòria Garcés. Coproducción: Temporada Alta 2017. Con el apoyo de la Diputació de Girona, Ajuntament de Girona y Beca KREAS.

 

LA CRÍTICA HA ESCRITO

“No és una proposta a l’ús. És un atreviment agosarat per donar forma a l’escenari a un seguit de peces líriques interpretades excel·lentment per la soprano de coloratura Elena Martinell (és a dir, amb una veu extraordinàriament àgil, capaç d’executar elaborades ornamentacions properes al registre del xiulet).” NÚRIA CAÑAMARES RECOMANA.CAT

“Una peça molt fresca amb una veu que li agrada refilar amb infinites coloratures una partitura amable. L'humor negre li va molt bé per treure-li l'ensucrat ampul·lós del repertori.” JORDI BORDES ELPUNTAVUI.CAT

"Marc Rosich és dels pocs creadors que considera que el kitsch és un univers a tenir en compte, sobretot pel seu alt valor paròdic. El vals, transgressor en el seu dia, s'ha convertit en epítom del kitsch relacionat amb la música 'seriosa'." JUAN CARLOS OLIVARES TIMEOUT.CAT

Compartir

Otros eventos:

Ver todos