Palau Alòs

El Espai Jove Palau Alòs es el equipamento municipal juvenil de Ciutat Vella. Situado en el número 55 de la calle Sant Pere Més Baix, en el barrio de Sant Pere, Santa Caterina i La Ribera, es un espacio ideado para proporcionar a la juventud programas culturales, información, asesoramiento y fomentar el asociacionismo juvenil y la cohesión social.

QUÉ ES
EL PALAU?

A partir de varias actividades y talleres, el espacio tiene como objetivo propiciar el desarrollo y la participación de la juventud de una manera saludable y ética y mediante la promoción de valores democráticos y teniendo en cuenta la diversidad funcional, de origen o de género.
El espacio está destinado a un público de 12 a 30 años, a pesar de que pone un especial énfasis en los grupos de 12 a 16 y de 16 a 22, puesto que son los que más necesidad tienen de cohesión y asociación.
Para lograr todos estos objetivos cuenta también con diferentes áreas, servicios, proyectos, la mayoría de ellos gratuitos y que mostramos en esta web.
La incorporación dentro del espacio del Punto de Información Juvenil de Ciutat Vella contribuye al acompañamiento y asesoramiento de la juventud, de su día a día y hacen del Palau Alòs un punto de referencia para la juventud de Ciutat Vella.

HORARIO

  • LUNES A DOMINGO

    17h Arrow right 22h
  • MARTES / JUEVES / SÁBADO

    10h Arrow right 13h
HISTORIA DEL
PALAU – DESDE 1738

La historia del Palau Alòs nace a partir de la adquisición el 1738 por parte de Josep Francesc Alòs, hermano del primer Marqués de Alòs, de un edificio de la edad media.

No fue, pero, hasta diez años después de que el arquitecto Antoni Cellers y Azcona ya le dio una apariencia neoclásica muy parecida al actual.

Durante el siglo XIX y primeras décadas del s.XX tuvo un uso residencial, pero a partir del principio de la segunda república, en 1931, el edificio pasó a acoger el Centro Obrero Aragonés, que era un contrapunto al Centro Aragonés, más destinado a las clases acomodadas, situado en el lugar donde ahora hay el Teatro Goya.

En aquella época se realizaron numerosas actividades culturales en el teatro que se construyó en el Patio Interior.

La victoria del bando nacional el 1939, pero, supuso la incautació del Centro Obrero Aragonés por parte de la Falange.

Unos años después, pero, pasó a ser la sede de la Peña Cultural Barcelonesa, una asociación creada durante la posguerra con el objetivo de cohesionar culturalmente el barrio y de ser un lugar de recreo y diversión para el vecindario, sobre todo los fines de semana. Desde finales de los años 50 se reportan varias zarzuelas y actuaciones de teatro dramático amateur en el mismo teatro que había creado previamente el Centro Obrero Aragonés. En algunas épocas llegaban a ser una cada domingo.

Además del teatro, que era el atractivo principal del lugare, el edificio de la Peña Cultural Barcelonesa también contaba con espacios como un bar con zona de baile y billar o una biblioteca colaborativa con el vecindario.
En este espacio de la biblioteca se hacían también clases de catalán y conferencias de literatura catalana, entonces completamente prohibidas por el franquismo.

El edificio en si también servía como Hotel de Entidades, para el almacenamiento del material de las muchas entidades que eran socias.

La entidad subsistía gracias a las cuotas que pagaban los socios. Estos llegaron a ser más de 1.000 en la época de máximo esplendor y actividad, pero el apoyo de los socios fue menguando y con ellos, la capacidad económica de la Peña. Tanto es así que a principios de los años 90 pasaron a tener tan solo un centenar de socios. Esta agonía económica precipitó su cierre en 1994.

A partir de aquí la propiedad del edificio empieza a pasar por varias manos de inversores y de órdenes religiosas. La incertidumbre de qué uso dar en el espacio provocó que estuviera abandonado hasta el 2002. Fue entonces cuando el movimiento okupa aprovechó la ocasión y se apropió del edificio. Para hacer referencia a los antiguos usos que tuvo se autodenominaron Anarko Peña Cultural. Según explicaron varias fuentes fruto del desalojo, a mediados de 2006, el espacio, más que un casal Okupa se había convertido en una discoteca ilegal. Las fiestas eran constantes y ruidosas, y el estado de las salas era de una insalubridad notoria.

En una de estas fiestas, la del 4 de febrero de 2006, un Guardia Urbano resultó herido de gravedad fruto del lanzamiento de una maceta desde uno de los balcones. Las detenciones de aquella noche derivaron en el que actualmente se conoce como Caso Ciudad Muerta, que tuvo su punto más fatídico el día del suicidio de Patricia Heras, una de las detenidas aquel día y que siempre se había declarado inocente.

En el periodo de okupación desde las propiedades del edificio ya se hablaba de qué usos tendrían posteriormente. Una de las propuestas que más se plantearon en 2003 fue convertir el Palau en un bloque de viviendas, para obtener un mayor beneficio.

El valor histórico del inmueble, pero, permitió que el Ayuntamiento, coincidiendo con el desalojo del Anarko Peña Cultural, expropiara el local para un uso público. Así lo hicieron constar ya en la Ley 2/2004 de mejora de Barrios y proyectos

Las obras de escombro empezaron menos de un año después, pero la rehabilitación del edificio en si no acabó hasta 3 años más tarde, el 2010.

El 20/3/2011 tuvo lugar la inauguración oficial del Casal De Jóvenes Palau Alòs, la Escuela Cuna Puigmal y la Escuela de Adultos Francesc Layret (en la segunda y tercera planta), tal y como se había relatado en los planes previos del Ayuntamiento.

A partir de aquí, cada entidad del edificio ha intentado influir en la infancia y juventud del Casc Antic y Ciutat Vella, con el afán de ser un lugar de referencia para el vecindario y para preservar la historia de este lugar tan emblemático.

image description