Menu

Barcelona Poesia 2021


Presentación

Las palabras necesarias

“M’exalta el nou i m’enamora el vell”, dejó escrito el poeta. Este último año, hay que aceptar que “la exaltación” no ha sido del todo positiva. Afortunadamente, parece que ahora tenemos mejores expectativas, y un ejemplo de ello es que podemos presentar una nueva edición del festival Barcelona Poesía. Hace un año lo tuvimos que aplazar y solo pudimos llevar a cabo una edición reducida en octubre. Ahora regresa en su época natural y con energía renovada; no con la normalidad que todos quisiéramos, pero sí con una programación extensa y variada a lo largo de once jornadas. Será una buena muestra de la riqueza y la pluralidad poética del momento, tanto desde el punto de vista estrictamente literario como en el modo de presentarla. Y todo se hará, por supuesto, siguiendo los protocolos que marcan las autoridades sanitarias.

La comisaria y el comisario han preparado un festival que presenta muchas voces actuales pero que también mira atrás, y se homenajean nombres que este 2021 están y estarán especialmente presentes, como los de Felícia Fuster y Joan Triadú. También se recuerdan figuras recientemente desaparecidas, como la del poeta Joan Margarit o la del investigador poético Josep-Ramon Bach. Esta edición, que es ya la número veinticuatro, cuenta con varias particularidades, además de las condiciones en las que se celebrará debido a la COVID-19, como la inclusión de un pregón o el incremento de los recitales en formato de concierto. En cualquier caso, será un festival que, como siempre, nos hará disfrutar con la belleza de la poesía y este año, especialmente, nos hará reflexionar.

Dejadme terminar recordando, una vez más, la importancia que la cultura en su conjunto ha tenido para una gran parte de la población en todos estos meses tan complicados. Varios indicadores señalan, por ejemplo, que ha aumentado de forma considerable el número de personas lectoras y el tiempo dedicado a esta actividad. Seguramente, muchas y muchos han encontrado en la lectura, en las palabras, aquello que necesitaban, ya fuera acompañamiento, reflexión o distracción. Pero paradójicamente, el mundo de la cultura ha sido, como sabéis, de los que más ha sufrido y sigue sufriendo la situación actual. Sepamos agradecer a quienes la hacen posible su compañía y su ayuda, desde siempre, pero en especial en estos tiempos que nos está tocando vivir. Llenemos los recitales y los conciertos, vayamos a escucharlos y a disfrutar de las palabras.

Joan Subirats

Teniente de alcaldia de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad

 

Barcelona Poesía. Presentación

La edición veinticuatro del Barcelona Poesia tiene un carácter recuperador, no solo porque quiere reconquistar, poco a poco, la vivencia de lo que entendemos por festival sino también porque quiere curar las incertidumbres y el desasosiego con el poder de la palabra. Será una pequeña cura de esperanza, una recuperación del hábito de vivir la fuerza comunicativa del instante, de encontrar la excepcionalidad efímera que, a menudo, es despreciada por demasiado cercana, por demasiado evidente a nuestros ojos, pero que se entierra muy dentro del ser, como una semilla, y que fructifica. Por ello, es un festival pensado y que hará pensar. Hemos llenado las jornadas del festival de reflexiones sobre la relación entre la poesía y algunos conceptos importantes en el mundo de ahora y de siempre: una conversación recital sobre poesía y amor con Mireia Sallarès, Begonya Saez y Pol Guasch; otra sobre poesía y revolución, con Enrique Falcón, Blanca Haddad y David Caño; otra sobre la disipación de los cánones poéticos a partir de una propuesta de Arnau Pons; una reflexión sobre las relaciones entre poesía y escultura de David Bestué; otra sobre poesía y economía con Mario Montalbetti, o una exploración de los límites entre poesía y las letras de canciones con Míriam Cano. Con la colaboración del MNAC y en formato audiovisual, una selección de jóvenes poetas recitarán sus versos en diálogo con obras del museo en las que esté representada la guerra. Además, en el transcurso de cuatro mesas redondas, analizaremos el papel histórico y actual de las revistas de poesía, una de las formas más clásicas y pervivientes de presentar el poema en sociedad; en dichas mesas participarán representantes de publicaciones periódicas en todo tipo de formatos, como Rosa Cúbica, Kokoro, Paraíso, Quimera, Reduccions, Quaderns de Versàlia, Mirall de Glaç, Gargots, Turbamulta, Branca, Poetry Spam, Sonhoras y La Más Bella.

Así pues, como siempre, el festival mirará hacia atrás y hacia delante al mismo tiempo. Miraremos hacia atrás para recuperar la figura y la importancia de Felícia Fuster con un recital de homenaje cuando habría cumplido 100 años. Y también celebraremos el otro centenario de este año, el de Joan Triadú, con una conferencia sobre la recepción que tuvieron sus antologías poéticas en la década de los cincuenta. Asimismo, queremos tener un recuerdo para dos poetas que nos han dejado durante el último año y por eso homenajearemos al insigne Joan Margarit y al gran investigador poético Josep-Ramon Bach, para despedirnos de ellos como corresponde. Y, finalmente, nos sumamos a la fiesta que preparan desde La Virreina en torno a la exposición dedicada al poeta italiano Nanni Balestrini.

La mirada hacia delante la realizaremos con un vigoroso y ecléctico repertorio de recitales en formato de concierto. Pasarán desde las versiones de poemas de Màrius Sampere que proponen Elvira Prado y Carles Viarnès hasta el estreno en Cataluña del espectáculo de Carles Dénia y compañía sobre la poesía de Ausiàs March, titulado Cant espiritual; pasarán desde los Camins de retorn del vasco Hasier Larretxea hasta la recontextualización del folklore gallego de Laura LaMontagne y PicoAmperio; pasarán desde la potencia impecable de la canción occitana de Cocanha hasta un experimento poético de los b1n0, con un grupo de poetas elegidos por ellos; pasarán desde la musicalidad performativa de Laia Estruch y Xavi Losas hasta la improvisación pensada de Duot + Helena; y estará Elies Barberà con el Quartet Brossa y Anna Hierro; estará Joana Gomila, que estrena propuesta; estarán Barba Corsini; estarán Neus Borrell y Bru Ferri; estarán Vladivostok; estarán David Castillo y Xarim Aresté; estarán Blanca Llum Vidal y Los Sara Fontán; estarán Marta y Micó; estarán Jo Jet i Maria Ribot... Habrá, incluso, un espectáculo para toda la familia: Môesia.

Es tan importante el hecho de poder realizar el festival que, esta vez, tendrá incluso un pregón, a cargo de Albert Garcia Elena. Porque será una auténtica fiesta mayor, con eminencias internacionales del género como Kae Tempest, Angélica Freitas, Carla Faesler o Pedro Mairal; con primeras figuras de la lírica en las Españas, como Chus Pato, Luis García Montero o Alba Cid, además de Enrique Falcón, y con una selección de nuestros poetas más reconocidos durante el 2020, que hemos agrupado en una auténtica gala de premios dirigida por Martí Torras.

La fiesta se alargará durante once días y se repartirá por las sedes habituales del festival, el Museo Frederic Marès y los jardines de la Misericòrdia; por el centro, con actos en el Saló de Cent, la plaza del Rei o el Convent de Sant Agustí; por escenarios como el Born, el Casino L’Aliança del Poblenou, la Casa Amèrica o el Palau de la Música, y por espacios culturales de la ciudad, como La Farinera del Clot, el Centro Cultural Albareda, la Casa Orlandai o varias bibliotecas de la ciudad, especialmente la Jaume Fuster y la Mercè Rodoreda.

Finalizaremos en el Palau de la Música, este año sí, con la firme apuesta de seguir realizando un festival internacional pese a que la internacionalidad penda de un hilo, sea tan frágil. Fiston Mwanza Mujila, Miren Agur Meabe Plaza, Ramón Andrés, Athena Farrokhzad y Jaume Coll Mariné recitarán sus versos y lo harán al ritmo del colectivo de danza Big Bouncers.

Es cierto que una golondrina no hace verano, pero comenzar a levantar el vuelo, aunque sea en la incógnita, es la misión que nos hemos propuesto y que retrata a la perfección el maravilloso cartel de Riki Blanco, que se tiene que ver para poderlo mirar; así como la poesía, que se debe sentir para poderla escuchar.

Josep Pedrals y Mireia Calafell

Comisarios de BCNPoesia 2021

 

El autor de la imagen del festival: Riki Blanco (Barcelona, 1978)

Es conocido principalmente en el ámbito de la ilustración editorial y de prensa, pero en los últimos años lo compagina con el teatro experimental, el recital, la poesía, la narración, la videocreación y la composición musical, con espectáculos y pódcast caracterizados por un humor lírico, inteligente e incisivo.

La propuesta visual que presenta para el Barcelona Poesía es un juego óptico en el que el significado de lo que visualiza el espectador se traslada a un estrato mayor cuando deja de verlo y empieza a mirarlo. La tesis que propone es diáfana: la poesía también se encuentra en las pequeñas ausencias, en los silencios, en la alteración de ese cuadro hiperrealista llamado realidad. En este acto poético basado en la sustracción, una rama seca se convierte en un árbol florecido, y en esa metamorfosis encontramos una alegoría del tiempo pandémico en el que el invierno llegó repentinamente en plena primavera, y duró varias estaciones. Ahora el tiempo nos debe dos primaveras.

La imagen que propone no es una escena pletórica ni excesivamente coloreada ni optimista, ni mucho menos ilusa, pero sí está cargada de una suerte de esperanza sosegada. Y, fácilmente, en esas piezas que faltan del puzle podemos encontrar también una metáfora —y un recuerdo— de todas aquellas personas que nos han dejado en el último año.

Descarga el Cartel