Barcelona vive San Medir en Gràcia, Sarrià y Sant Gervasi

Tradicionalmente San Medir, la fiesta más dulce, se celebra el 3 de marzo. Como cada año, la fiesta se hará en la Villa de Gràcia y en los barrios del Distrito de Sarrià – Sant Gervasi, donde también hay colles de San Medir: el Farró, Sant Gervasi de Cassoles y la antigua villa de Sarrià.

Aunque la parte más conocida de la fiesta es la cabalgata de noche, la fiesta de San Medir arranca bien temprano. Cada colla sale desde el respectivo local y hace un pasacalle por las calles de su barrio donde ya se lanzan los primeros caramelos. Acto seguido, las agrupaciones se van recogiendo para dirigirse a caballo hacia la ermita de Sant Medir. Está situada justo en medio de la sierra de Collserola y pertenece al municipio de Sant Cugat, donde la fiesta de San Medir tiene un gran seguimiento. Allí las colles se reúnen con la gente de Sant Cugat que ha llegado en romería y se hace una misa, la imposición de lazadas y una comida.

La segunda parte de la fiesta se celebra por la noche y es el famoso pasacalle en el que las colles lanzan kilos y kilos de golosinas. Arrancará a las 20.00 horas desde las calles de Sant Salvador y l’Escorial y el desfile seguirá por la calle Gran de Gràcia abajo, hasta los jardines de Salvador Espriu. En este pasacalle festivo, donde constantemente llueven caramelos, se recuerda la gesta de Josep Vidal Granés, el impulsor de la fiesta, que en 1830 desfiló por las calles del barrio montado a caballo y repartiendo golosinas.