Playas sin humo

Prueba piloto en cuatro playas

Una playa sin humo es una playa donde no se permite fumar ni en la zona de arena ni en la de mar.

Barcelona favorece la disponibilidad de espacios de ocio más saludables para proteger la salud y el medio ambiente con la puesta en marcha de la prueba piloto “Playas sin humo” en las playas de Sant Miquel, de Somorrostro, de la Nova Icària y de la Nova Mar Bella durante la temporada alta de baño, del 29 de mayo al 12 de setiembre.

Barcelona, ​​mediante la Agencia de Salud Pública (ASPB) y Barcelona Ciclo del Agua, SA (BCASA), impulsa entre el 29 de mayo y el 12 de setiembre la prueba piloto “Playas sin humo” en cuatro playas de nuestro litoral para preservar el espacio público como lugar de convivencia y civismo. La iniciativa pretende promover la protección de la salud, con la prevalencia de los derechos de las personas no fumadoras, especialmente las más vulnerables, niños, niñas y mujeres embarazadas, y la protección del medio ambiente, ya que la colilla es un residuo altamente contaminante que tarda una década en degradarse. Para poder conocer tu opinión, contesta esta encuesta.

El Ayuntamiento de Barcelona ha tramitado un decreto de alcaldía para habilitar la prueba piloto en las playas de Sant Miquel, del Somorrostro, de la Nova Icària y de la Nova Mar Bella, en las que no se permite fumar ni en la zona de arena ni en la de mar durante la temporada alta de baño, del 29 de mayo al 12 de setiembre. Estas playas mantienen los servicios habituales y están debidamente señalizadas y el equipo de informadores/as advertirá a los usuarios/as de la prohibición de fumar. Si la persona persiste en su actitud y no cesa en el incumplimiento, se podrá avisar a la autoridad competente.

Para la protección de las personas

El tabaquismo es la principal causa de muerte evitable en España, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La evidencia científica sobre los riesgos del consumo de tabaco para la salud es concluyente, así como lo es sobre los efectos del humo del tabaco al ambiente (consumo pasivo), que es causa de mortalidad, enfermedad y discapacidad, y uno de los principales problemas de salud pública.

Garantizar espacios libres de humo resulta más importante para las personas especialmente vulnerables, y, entre ellas, los niños y niñas, con un sistema respiratorio en desarrollo y una frecuencia respiratoria más elevada. También, más allá de los efectos directos para la salud, hay que tener en cuenta el efecto educativo que comportan los espacios libres de humo, dado que la evidencia demuestra una incidencia más baja de fumadores y fumadoras entre las personas que no conviven habitualmente con el tabaco, y este hecho resulta de una relevancia especial con respecto a la sensibilización, concienciación y prevención del tabaquismo entre la población más joven.

También son especialmente vulnerables a los efectos del tabaco las mujeres embarazadas, dado que fumar causa efectos adversos durante la gestación y favorece la aparición de problemas en la salud del bebé.

Según datos del Departamento de Salud de la Generalitat, en Cataluña se registran 9.030 muertes anuales atribuibles al consumo de tabaco (1 de cada 6 muertes en Cataluña), lo que supone 25 muertes cada día. Además, un 70 % de la población adulta de Cataluña NO fuma, y 9 de cada 10 personas declaran disfrutar de un entorno sin humo.

Para la protección del medio ambiente

Además de un problema de salud pública, el consumo de tabaco es también un problema ambiental, dado que cada año unos cinco billones de colillas acaban en el medio marino, donde liberan contaminantes metálicos que provocan alteraciones en los sistemas de los diferentes organismos marinos y, consecuentemente, a causa de su ingesta, del ser humano. Las colillas, además, tardan una década en degradarse.

¿Cómo se evaluará la prueba piloto?

Para valorar la prueba piloto de “Playas sin humo”, se ha previsto una evaluación basada en tres componentes:

  1. Observación de las conductas
    Cada día de observación, por cada área definida, se contará el número de personas que hay y el número de personas que fuman en el momento de hacer la observación, distinguiendo los días laborables de los de fin de semana o festivos, antes y durante la prueba piloto.
  2. Recogida de colillas y recuento
    Acciones participativas de recogida de colillas con la colaboración de diferentes entidades habituadas a emprender acciones de estas características, antes, durante y una vez finalizada la prueba piloto. Estas recogidas se harán tanto en playas sin humo como en otras playas que actuarán como grupo de comparación. Escríbenos al correo electrónico centreplatja@bcn.cat si quieres participar en las próximas acciones de recogida de colillas, previstas el 25 de julio y el 22 de agosto de 2021, entre las 9.30 y 12.00 horas.  
  3. Encuestas a las personas usuarias
    Queremos saber tu opinión sobre la declaración de “playas sin humo” de las playas de Sant Miquel, Somorrostro, Nova Icària y Nova Mar Bella, el grado de satisfacción de esta propuesta y cualquier sugerencia que nos quieras hacer llegar.
    Contesta y comparte esta encuesta.
    Gracias, de antemano, a todas las personas por participar.

A finales de octubre se presentará información más detallada de los resultados obtenidos con la prueba piloto.

Prueba piloto en cuatro playas

Una playa sin humo es una playa donde no se permite fumar ni en la zona de arena ni en la de mar.

Barcelona favorece la disponibilidad de espacios de ocio más saludables para proteger la salud y el medio ambiente con la puesta en marcha de la prueba piloto “Playas sin humo” en las playas de Sant Miquel, de Somorrostro, de la Nova Icària y de la Nova Mar Bella durante la temporada alta de baño, del 29 de mayo al 12 de setiembre.

Comparte este contenido