Presentación

Futuros imperfectos

Es muy conocido el dibujo de un caricaturista del siglo pasado que, en un ejercicio de ironía, convertía el edificio que la familia Milà se estaba construyendo en la parte superior del paseo de Gràcia, es decir, la Pedrera, en una especie de aparcamiento gigantesco donde unos barceloneses del futuro aparcaban sus naves espaciales. Era la forma de criticar con humor un edificio tan especial e innovador que apenas cabía en las mentes de principios del siglo XX. Aquel dibujo, en todo caso, nos proponía una visión de la Barcelona futura que podría perfectamente responder a cómo pensaban los barceloneses y barcelonesas que sería la ciudad en un lejano 2022. Porque, hace cien años, los ciudadanos y ciudadanas, y las personas que habitaban el mundo en general, aún eran capaces de imaginar un futuro, mejor o peor, pero posible. ¿Y hoy? ¿Qué futuro se puede imaginar en un tiempo en el que las fantasías tecnológicas se han convertido en reales? Teléfonos que dan acceso a un conocimiento enciclopédico y que nos permiten hacer la compra sin salir de casa, además de comunicarnos con alguien que se encuentra en el otro extremo del mundo; robots que ya llaman a la puerta de casa para hacerse cargo del abuelo o la abuela; naves espaciales que llevan a hacer turismo al espacio a las pocas personas que pueden permitírselo... En un contexto como este, un mundo en crisis climática y sacudido por la pandemia, ¿qué predicciones sobre el mundo de mañana pueden hacerse, más allá de augurar una catástrofe planetaria que en todo caso tendría tanto de presente como de futuro?

Quizás le podemos preguntar por el futuro a la novela negra. Seguro que, desde este género literario, algunos autores y autoras tienen respuestas que proponernos. La novela negra ya ha demostrado que es un instrumento utilísimo a la hora de analizar, ver con mirada crítica y hacernos entender mejor el mundo en el que vivimos, como nos han demostrado tantos autores y autoras que han radiografiado desde la ficción la realidad más pura para que la viéramos más clara. Hoy que los géneros literarios se hibridan y que la fantasía y la ciencia ficción han demostrado su capacidad para contaminar la literatura criminal, quizás podríamos preguntarle a la novela negra por el mundo que tiene que venir, por la realidad que nos espera.

En esta edición de BCNegra abrimos las novelas de los escritores y escritoras invitados preguntándonos si encontraremos en ellas las claves del porvenir. ¿Qué habrá “Aquí, mañana”? Seguro que algunos de los autores y autoras que podremos escuchar en las próximas jornadas aportarán reflexiones esclarecedoras sobre esta cuestión. El futuro ya está aquí. Y ahora, ¿qué?

En aquesta edició de BCNegra obrim les novel·les dels autors i autores convidats i ens preguntem si hi trobarem les claus de l’esdevenidor. Què hi haurà “Aquí, demà”? Segur que alguns dels escriptors i escriptores que podrem escoltar en les pròximes jornades aportaran reflexions esclaridores sobre aquest assumpte. El futur ja és aquí. I ara, què?

Os invitamos a pensar y a escuchar lo que tienen que decirnos algunos de los nombres más interesantes, consagrados o no, del género negro. Sed bienvenidos y bienvenidas a BCNegra 2022.

 

Jordi Martí Grau, teniente de alcaldía de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad

 

Joan Subirats i Humet

Jordi Martí Grau

Aquí, mañana

Nos han pasado muchas cosas. Y nos continúan pasando, pero todo va muy deprisa. La tecnología es violenta y fascinante, y no tenemos tiempo de asimilarla, de comprenderla, de entender el mundo que va creando. Nos resulta imposible imaginar el futuro cuando tenemos la conciencia de que el futuro es un presente que no podemos detenernos a explicar. Por eso, creemos que es esencial la aportación literaria para conformar relatos que nos expliquen qué nos está sucediendo y, a la vez, nos ayuden a imaginar un futuro que no sea solo el apocalíptico. Creemos que la novela negra tiene mucho que decir en este sentido. Para comprobarlo, hemos traído a creadores y creadoras del género y de géneros fronterizos para que nos ayuden en este “Aquí, mañana”, una frase que, cuando éramos adolescentes, decíamos cuando acabábamos de conocer a alguien y queríamos volverlo a ver: en el mismo lugar que hoy, pero mañana. Necesitamos futuro, necesitamos relatos, necesitamos apagar la máquina y encender al ser humano.

 

Carlos Zanón, comisario de BCNegra

 

Carlos Zanón

Carlos Zanón