Barcelona cultura

Blog

El (nuevo) circo catalán, territorio de libertad

Vie 07/02/2020 | 15:30 H

Por Marcel Barrera. Periodista

El circo catalán existe, evoluciona, busca nuevas estéticas. Toda una generación de artistas nacidos durante la década de los años ochenta e inicios de los noventa está investigando nuevos lenguajes y nuevas formas de expresión. El circo es entendido por esta generación como un territorio de absoluta libertad creativa. Además, trabajan en sus espectáculos la dramaturgia y se arropan con miradas externas y puestas en escena originales, creando un circo de autor multidisciplinar y con una gran diversidad de estéticas. Todas estas compañías pretenden tejer universos originales y una estética que transmita poesía y emociones y que a la vez conecte con la contemporaneidad. Buscan trasladar a la pista, en el escenario o en la calle muchas experiencias vividas y comunicar con el lenguaje del cuerpo (más allá de la exhibición de las habilidades) temas universales como las relaciones humanas o la incomunicación, cuestiones de la física (el desequilibrio, el infinito o el tiempo) y también mensajes éticos o críticos con la sociedad actual.

Sin complejos creativos, asumiendo el riesgo de romper cánones y entrando en territorios inexplorados, a veces experimentales, son compañías que reinventan la relación con los objetos. A menudo, sin crear ningún personaje, quieren voltear todas las lógicas e incrustar las técnicas circenses (mástil, acrobacias, báscula, etc.) en la dramaturgia de manera sencilla y bonita. Esta simplicidad y belleza es lo que Roberto Magro enmarca en lo que llama el 'catalan touch'.

A diferencia de la primera generación del nuevo circo catalán, totalmente autodidacta y nacida en los movimientos de la contracultura de los años setenta, estas nuevas hornadas de compañías catalanas han pasado casi todas por el Centro de las Artes del Circo Rogelio Rivel, en Barcelona, ​​y más adelante se han especializado y han consolidado su preparación inicial en centros europeos de formación de circo situados, entre otros países, en Bélgica (ESAC), Francia (Lido y CNAC), Italia (Flic), Inglaterra (National Centre for Circus Artes), Suecia (DOCH) o Holanda (Codarts). Muchos artistas han descubierto el circo y se han incorporado de manera tardía, pero responden al resurgimiento que ha tenido el circo a partir de los años noventa entre algunos jóvenes que buscan nuevos espacios de expresión.

EL COSMOS CATALÁN
El circo catalán está compuesto hoy en día por una serie de compañías en las que conviven varias generaciones, pero seguramente las más consolidadas y al mismo tiempo más fecundas creativamente son las constituidas por artistas nacidos en los años ochenta y que ahora tienen una edad que oscila entre los treinta y los cuarenta años. Uno de los artistas más conocidos es Quim Giron, de Animal Religion, que con nueve espectáculos creados desde 2012 está renovando el circo y encontrando nuevas formas de expresión a través de la dramaturgia, la relación con los objetos y los impactos visuales y sonoros.

En este particular cosmos también hay otras compañías creadas durante los años 2011, 2012 y 2013. Una de las más destacadas es La Fem Fatal, que ha cambiado los roles de género con un vistoso y singular número de trapecio que mezcla danza y movimiento y está inspirado en la infancia que tuvo la trapecista Asvin López en el pueblo de Asteazu (Guipúzcoa) y Toni Gutiérrez en Santa Maria de Palautordera (Barcelona). Tras varias temporadas en el Circ Cric, está entrando en los circuitos de los cabarets en Europa.

Hay otros nombres en esta constelación del nuevo circo catalán. Con un fuerte impacto visual y componente poético encontramos a PSiRC (Wanja Kahlert, Adrià Montaña y Anna Pascual), que prepara una nueva producción para el 2021 después de los espectáculos 'Acrometria' y 'El meu nom és Hor'; Hotel Iocandi (Tomeu Amer y Griselda Juncà) ha sabido crear un universo particularísimo con el espectáculo 'Esquerdes' (con música de Joana Gomila), y Mumusic Circus, que en su último espectáculo, 'Flou Papagayo', consigue momentos de gran carga poética y emocional jugando con el público, otro rasgo característico de muchas compañías catalanas.

El circo catalán vive un momento de expansión y de una gran vitalidad y los nombres propios forman parte de largas listas desconocidas por el gran público

Compañías que empiezan a despuntar son Cia. Voël (Jordi Serra y Deborah Cobos), que en abril estrenará en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) 'Exlibris', un espectáculo con cuadrante aéreo y la bola de equilibrio. El montaje quiere ser un homenaje a los libros en contraposición a las redes sociales y explicar, como dice la compañía, "historias con los cuerpos". En este nuevo mosaico de compañías también destaca Cia. Random, que refleja las ideas extravagantes y divertidas de la pareja formada por Joel Martí y Pablo Molina, seleccionados el año pasado en el prestigioso programa europeo de jóvenes talentos Circus Next. Otro nombre destacadísimo es Àmer i Àfrica (Àmer Kabani y Àfrica Llorens), un ejemplo de compañía que ha conseguido un estilo propio y genuino, fusionando la técnica de circo (mano a mano y portés acrobáticos) con un trasfondo que habla de los muros de la incomunicación y una historia sensible, humana y sincera. Con su redondo espectáculo 'Envà' ha actuado en las más importantes plataformas del circo contemporáneo, como la Biennale Internationale des Arts du Cirque que se celebra en Marsella o al prestigós festival Auch.

El circo catalán vive un momento de expansión y de una gran vitalidad y los nombres propios forman parte de largas listas desconocidas por el gran público, en parte porque se mueven entre varias compañías y actúan buena parte del año en el extranjero. Algunos de estos nombres son: La Corcoles (Mariona Moya), la única artista catalana especializada en funambulismo a gran altura y que ahora está a las compañías Rouages, Nostraxladamus y con un proyecto con Sergi Ots; Circ Pistolet, formado por el equilibista Enric Petit y el portor Tomàs Cardús; el acróbata Manel Rosés de la Cia. Soon; Joan Ramon Graell; Ciclicus; Alba Sarraute; Joan Català; Elena Zanzu; Maria Cavagnero; la equilibista Joana Beltran; la acróbata Serena Vione, o la malabarista Dulce Duca, entre muchos otros.

LA NUEVA HORNADA
Desde el año 2015, han aflorado nuevas compañías que se mueven a caballo de la acrobacia y la danza contemporánea, incorporando en sus espectáculos directores, coreógrafos y también músicos. Du'K'to y Lapso Cirk son dos ejemplos. La primera ha creado 'Cafuné', un espectáculo con Bernat Messeguer y Bàrbara Vidal dirigido por Pau Portabella. La compañía Lapso Cirk, por su parte, tiene en marcha tres espectáculos y está formada por personas de distintas nacionalidades, todas residentes hoy en día en Barcelona. Uno de los espectáculos es 'Ovvio', en el que David Diez Mendez y Tomas Vaclavek, dos personalidades físicas muy diferentes, investigan los equilibrios y los desequilibrios hasta fusionarse en un solo cuerpo.

En los últimos dos años, se ha estrenado también Nom Provisional, compañía formada por Joan Pallàs y Eva Campos que ha experimentado con el sonido y presenta un espectáculo que incluye bicicleta acrobática, mástil y la participación del público. Otra nueva compañía es Madame Gaüc (Raimon Mató y Maria Palma) que, con el asesoramiento de la bailarina Lali Ayguadé, es un ejemplo de la estrecha relación que se ha creado entre las compañías catalanas y profesionales de la danza. La compañía también cuenta con el asesoramiento de Roberto Magro, uno de los tótems para toda una generación de artistas catalanes.

Pero hay otras compañías novísimas. El gerundense Andreu Casadellà participó hace pocos años en Crece, el festival de jóvenes talentos del Circo Price de Madrid. Nacido en Anglès en 1994, es uno de los jóvenes con más proyección y se ha especializado en trapecio Washington, una técnica muy poco habitual en el circo contemporáneo. Acaba de crear con Daniel Esteban una nueva compañía, Seon, con la que estrenará 'Infinito', su primer espectáculo, en el festival Circada de Sevilla.

EXIT 18 - Maiol Pruna Soler et Francesco Germini from ESAC on Vimeo.

Jóvenes recién graduados entran ya de lleno en el circuito profesional. Es el caso de Maiol Pruna, un joven nacido en Arenys de Munt en 1996 que, tras graduarse el pasado verano en la escuela belga ESAC, forma parte del espectáculo 'What's Left ', de la compañía alemana Overhead Project, y también del nuevo proyecto que la compañía "eia" estrenará el año 2021 en el Festival Grec. Maiol ha ganado, junto con el italiano Francesco Germini, el premio Zirkòlika al mejor número de circo por 'Exit 18', un espectacular número de mano a mano.

Otros nombres propios son Yldor Llach, que se dedica al circo desde 2014 y está especializado en bicicleta acrobática; el malabarista Sergio Pla, que ofrece un interesante trabajo de malabarismo y movimiento; la compañía Non Sin Tri, o el malabarista Querol, que se dio a conocer hace unos años en el festival de Demain, en París.

La búsqueda de nuevos lenguajes a través de la fusión de la danza (acrodanza), el movimiento y el teatro, es uno de los rasgos más característicos de las nuevas compañías contemporáneas

En el circo tradicional, destacan las jóvenes acróbatas Jillian y Kimberly Giribaldi Raluy, con uno de los pocos números de icarios ejecutado por mujeres (el año 2017 hizo temporada en el Cirque d'Hiver de París). También hay que mencionar a los hermanos Holler y Kimberly, que con su espectacular número de patines acrobáticos forman parte este invierno del nuevo programa del prestigioso circo alemán Krone.

CONEXIÓN CON OTRAS ARTES
La búsqueda de nuevos lenguajes a través de la fusión de la danza (acrodanza), el movimiento y el teatro, pero también en algunos casos de otras expresiones como los títeres (PSiRC o V de Vavel), es uno de los rasgos más característicos de las nuevas compañías contemporáneas. La creación de los espectáculos se hace a fuego lento, con residencias y un trabajo previo de laboratorio. Además, un equipo multidisciplinar (dirección externa, música, vestuario, movimiento...) cuida todos los elementos de un espectáculo. Es un circo narrativo donde la técnica se debe poner al servicio de la metáfora que se quiere contar.

REFERENTES DEL HUMOR
Las variadas formas de humor es uno de los sellos del circo catalán. En los dos últimos años ha nacido una nueva compañía, Slow Olou (Pere Hosta y Toti Toronell), que está creando un universo muy original y propio. Nuevas compañías que también están haciendo mella son Circ Vermut (Jordi Mas y David Candelich), que prepara una nueva producción después de hacer más de ciento veinte bolos con 'Ni cap ni peus', su primer espectáculo intencionadamente desgarrado y absurdo que continúa, con un lenguaje contemporáneo, la tradición de la comedia circense dirigida a un público familiar.

Guillem Albà, Rhum & Cia, José Luis Redondo, Cia. Vacas o Cia. Passabarret son algunas de las compañías más activas actualmente. Tras su paso por varias compañías, hace pocos años ha comenzado una carrera en solitario Cristina Solé, una de las payasas del panorama actual junto con Anna Alavedra (Cirquet Confetti) o Helena Escobar (La Bleda), que acaba de estrenar su nueva producción 'Madame Roulotte'. En los últimos años también han nacido nuevas compañías de payasos y payasas. Una de las nuevas caras es la payasa Mofa (Mònica Bartolí), pero también hay que destacar el trabajo de compañías jóvenes como La Bella Tour, Bucráa Circus, Dudu Arnalot o la pareja Mortelo i Manzani, entre muchos otros.

Muchas compañías se acompañan durante sus creaciones de dramaturgos y de lo que en el circo se llama "ojo externo", una especie de director del montaje

CIRCO EN FEMENINO
En los últimos años han irrumpido algunas compañías formadas solo por mujeres. Por ejemplo Ino Kolektiv, un espectáculo contemporáneo de 'portés' acrobáticos a cargo de siete artistas de diferentes nacionalidades. Su trabajo es una muestra de la fuerza que tiene el colectivo y de lo que son capaces de hacer las mujeres si avanzan juntas y hacen lo que quieren hacer. V de Vavel es otra compañía formada por mujeres (Jessica Arpin, Juana Beltran, Jessica Martín, Clara Prieto, Lola Ruiz y Serena Vione) creada, en este caso, a partir del espectáculo 'Garbuix', del Circ d’Hivern del Ateneu Popular de 9Barris. Plásmata, compañía de aéreos creada en 2013 por Katerina Tsiantou y Miriam Burriel, o la más nueva compañía Trimera, formada por Irene Gómez, Sophie Núñez y Lara Renard, son otros proyectos presentados solo para mujeres. El circo catalán también ha revivido la antigua técnica de la suspensión capilar (colgarse del pelo) a cargo de Ingrid Esperanza y Marta Camuffi.

DRAMATURGIA Y OJO EXTERNO
La dramaturgia en el circo es uno de los retos de las nuevas generaciones de artistas. Por ello, muchas compañías se acompañan durante sus creaciones de dramaturgos y de lo que en el circo se llama "ojo externo", una especie de director del montaje. En estos momentos hay varias personas especializadas en este rol.  Pau Portabella, Anna Pascual, Joan Ramon Graell, Jorge Albuerne, Bet Garrell, Jordi Aspa, Alba Sarraute, Marcel Vidal, Joan Arqué o Ley Mendoza son artistas que, más allá de sus propias compañías, acompañan en muchas creaciones circenses y asesoran en la dirección y la dramaturgia del espectáculo, sin duda una novedad respecto a las primeras generaciones de artistas de circo y un componente que transforma el circo que habíamos conocido y lo hace evolucionar.

SIGUE LEYENDO: De China a Brasil. La imparable expansión del circo contemporáneo en el mundo

Comparte este contenido