La historia de La Mercè, en pocas palabras

24/09/2021 - 11:02 h

Unos textos breves y una serie de fotografías y carteles resumen, en estos días, la historia de una Mercè que el Ayuntamiento empezó a organizar hace ahora 150 años. Puedes ver la exposición este viernes 24 de septiembre en el paseo de Gràcia y, posteriormente, en otras ubicaciones de la fiesta.

La muestra consta de cuatro grandes cubos en cuyas caras se reproducen textos, imágenes y carteles de las distintas etapas que ha vivido la Fiesta Mayor de Barcelona, desde aquella primera cita del año 1871, con la presencia en la capital catalana de los Xiquets de Valls realizando torres humanas y de los bailadores y bailadoras de sardanas del Empordà, hasta la edición del 2021, que demuestra la voluntad de mantener viva esta fiesta incluso en las condiciones más difíciles.

Puedes ver la exposición el día 24 en el paseo de Gràcia, pero también el sábado 25 y el domingo 26 de septiembre en el Palau de la Virreina, en el parque de la Ciutadella y en el parque de Joan Miró.

En todos estos emplazamientos, podrás conocer la historia de una Mercè que tomó forma como fiesta ciudadana y popular entre 1871 y 1901, que se llenó de manifestaciones artísticas y folclóricas a partir de 1902, pero que vivió momentos de incertidumbre durante el primer tercio del siglo XX.

Los actos oficiales y religiosos formaron parte de las ediciones de La Mercè durante el franquismo, que quiso convertir la fiesta en una nueva ocasión para exaltar el régimen, pero, en los años previos a la democracia, la celebración adquirió un carácter más popular y fue incorporando propuestas festivas.

La reanudación de la democracia a partir de 1979 permitió reformular La Mercè, que a partir de entonces pasó a combinar la tradición y la cultura popular con las artes escénicas y unos espectáculos modernos e innovadores. Este nuevo modelo de fiesta se concretó entre 1992 y 1995, cuando adquirieron su forma actual actos de cultura popular como el Correfoc, el Séquito Popular y el Toc d’Inici, la Cabalgata de la Mercè, las fiestas castelleres o el MercèDansa.

Los actos multitudinarios marcaron los últimos años del siglo XX de una fiesta que, en sus ediciones más recientes, ha apostado por la descentralización y la participación y que hoy ya se ha extendido por toda la ciudad.