La Barcelona de los dragones

24 mayo, 2011 | Insólito

El imaginario popular ha creado diversas figuras fantásticas, de las cuales los dragones son uno de los referentes más destacados. En nuestra tierra, además, representan un icono muy nuestro, si tenemos en cuenta la leyenda de Sant Jordi, en la que el protagonista se enfrenta a un dragón para proteger a la princesa. El misticismo de esta historia parece que a lo largo del tiempo ha calado hondo entre los artistas que han tomado esta leyenda como su principal fuente de inspiración para realizar su obra. Barcelona, cuna del modernismo catalán, es pues, una ciudad de dragones aunque históricamente siempre se haya relacionado esta figura con la monstruosidad, la personificación del demonio y la enemistad con los dioses. En Barcelona, dragones, hay muchos. Casi todos pasan desapercibidos; sin embargo, hay algunos que se han convertido casi en un símbolo. Como por ejemplo el famoso dragón del park Güell.

Las esculturas, grabados o relieves son de cerámica, baldosa, hierro forjado o de piedra. Hay algunos que son de colores y hay otros descoloridos. Todos ellos vigilan la ciudad desde sus puestos, y algunos curiosos ya los han identificado. De hecho, nos hemos inspirado para esta entrada en una exposición llevada a cabo entre el 24 de abril y el 26 de mayo del 2009 en la Galería Montcada de Barcelona . La exposición, llamada “Dragones de Barcelona“, contó con la participación de cuarenta artistas, veinte fotógrafos y veinte pintores, que mostraban su interpretación artística de cada uno de los dragones que localizaron (veinte en total). En esta entrada hemos decidido recoger algunos y ubicarlos en un mapa por si quieres descubrirlos. Además, también hemos añadido fotografías que hemos encontrado en Flickr vinculadas a licencias Creative Commons.

Sobre la Barcelona de los dragones, más allá de los que probablemente conoces, llama mucho la atención la inspiración en estos seres imaginarios en la construcción de obras tan importantes como la Casa Batlló, que más allá de lo que conocemos de su historia, el diseño del edificio se inspiró en un dragón. La parte superior del edificio recuerda la espalda arqueada de un dragón, donde las tejas cerámicas son las escamas. Hay otros dragones que quizás no son tan evidentes. Algunas farolas de la Barcelona histórica también están decoradas con dragones de hierro forjado. Algunos no son dragones, sino serpientes, al fin y al cabo, bestias con un simbolismo parecido. Como por ejemplo las que tienen cuerpo de águila y parte inferior de león, como la del palacio de la calle de Bailèn, el edificio de aduanas o la fuente del parque Güell. Estas y más curiosidades las encontrarás en las fotografías que adjuntamos, aunque hay algunos dragones de los que no hemos podido conseguir fotografías. Por eso, te queremos pedir tu ayuda para completar este mapa. Puedes subir las fotografías a este grupo de Flickr o enviárnoslas a xarxes_socials@bcn.cat

En las direcciones que adjuntamos a continuación hay dragones de los que no tenemos foto, pero seguramente hay muchos otros escondidos de los que no tenemos constancia. ¿Nos ayudas a encontrarlos?

Pináculo de paseo de Gràcia, 25
Portal, Diagonal, 411
Farola, Vía Laietana, 2
Puerta, rambla de Catalunya, 17

La fotografía es de gothalo.