Las bibliotecas también están en las redes sociales

30 enero, 2011 | Tu Ayuntamiento

Cuando en el año 1998 la gestión de todas las bibliotecas pasó a manos de la administración pública, se escucharon voces que cuestionaban el papel y las perspectivas de futuro de estos equipamientos en un momento en que era fácil prever la eclosión de Internet y las nuevas tecnologías. Visto desde el momento presente, en que un total de 20.000 barceloneses aproximadamente acuden cada día a una de las bibliotecas de la red, que se ve como un modelo de éxito, los autores de aquellos comentarios no se podían imaginar hasta que punto serían precisamente las nuevas tecnologías una parte tan importante para la Red de Bibliotecas.

En plena era de Internet, un equipamiento que existe desde hace siglos con el objetivo de almacenar y transmitir información y cultura no tenía otra opción que adecuarse a los nuevos canales de comunicación que sirven las redes sociales. No hace muchos días presenciamos el nacimiento del nuevo blog de las Bibliotecas de Barcelona, el Bibarnabloc.cat, que se complementa con el conveniente perfil en Twitter y la página en Facebook, así como con un perfil en el programa de reproducción de música en tiempo real Spotify y otro en la plataforma para compartir archivos y guías Issuu.

El ideal de proximidad entre las bibliotecas y los ciudadanos se transporta también a los espacios virtuales. En el blog son los mismos trabajadores y bibliotecarios quienes lo llenan de contenidos. Cada día más de uno de ellos cuelga una pequeña reseña sobre un libro, un disco o una canción, un videojuego, etcétera, de material que se puede encontrar en formato físico en cualquier punto de la Red de Bibliotecas. Desde el Bibarnabloc también se puede acceder a las diferentes webs municipales que ofrecen servicios prácticos, ya sea para hacerse el carné de bibliotecas, para echar un vistazo al catálogo, para llevar a cabo trámites en línea o bien para suscribirse al boletín electrónico.

Por curioso y excepcional, no podemos resistirnos a destacar el uso que hacen las bibliotecas de una plataforma como Issuu, mucho más especializada y concreta que Facebook o Twitter. Allí hay colgadas un buen puñado de guías de lectura temáticas destinadas a todos los que buscan una prescripción a la hora de leer. Y es que, al fin y al cabo, no tenemos que olvidar que el objetivo de toda la comunicación en las redes sociales de las Bibliotecas de Barcelona es que los ciudadanos sepan cómo pueden disfrutar de sus instalaciones y así, entre muchos otros efectos, incitarlos a la lectura.