Las pioneras del deporte catalán

7 agosto, 2015 | Barceloneses, Insólito

Trinitat Altaba, Pilar Bartolí, Mercè y Maria Dolors Castelltort, Anna Maria Martínez Sagi, Conxita Mirapeix, Emília Trepat… son solo algunas de las mujeres que en las décadas de 1920 y 1930 optaron por el deporte y llegaron a tener éxito en sus respectivas modalidades. Todas ellas fueron mujeres pioneras que quedaron eclipsadas debido a la Guerra Civil y a los impedimentos que la dictadura franquista puso a cualquier actividad femenina que no fuera estar en casa al cuidado del hogar y de los hijos.

Hojeando las revistas gráficas de las primeras décadas del siglo XX, es relativamente fácil encontrar imágenes de mujeres en plena competición deportiva: atletismo, baloncesto, lucha grecorromana, hockey, ciclismo, natación… A principios del siglo XX las mujeres comenzaron a practicar deporte, y Barcelona y Cataluña no fueron una excepción. Daniel Justribó, autor del libro Feminitat, esport, cultura (“Feminidad, deporte, cultura”) piensa que el hecho de que, durante la Primera Guerra Mundial, en la sociedad occidental las mujeres entraran de lleno en el mercado laboral en actividades hasta entonces únicamente masculinas para ocupar los lugares que les hombres habían dejado para ir al frente, hizo que muchas mujeres se abrieran a la posibilidad de realizar otras actividades, como el deporte.

Según Justribó: “El deporte, en general, penetró en Cataluña a lo largo del último tercio del siglo XIX a través de la burguesía. Fue una introducción lenta surgida de contactos puntuales de catalanes que habían residido temporalmente en el extranjero, la clase acomodada que se podía permitir efectuar estos desplazamientos, o bien, entre otros, de empresarios y diplomáticos extranjeros que venían a residir en Cataluña y se relacionaban con esta burguesía local.” En un principio, sin embargo, la presencia femenina era testimonial y no iba más allá de la natación y de algún partido de tenis puntual.

Inicialmente, el deporte fue muy poco practicado por las clases populares debido a los horarios laborales largos y a la falta de instalaciones, pero dos actuaciones de la Mancomunidad de Cataluña fueron básicas para impulsar la práctica deportiva. Por un lado, el intento de presentar una candidatura de Barcelona para los Juegos Olímpicos, y por otro, la creación de la Ponencia de Educación Física y Deportes. Aunque la ciudad no obtuvo los Juegos y la Dictadura de Primo de Rivera suprimió la ponencia, se crearon algunas infraestructuras y se promovió el deporte entre la ciudadanía.

Así, entre finales de la década de 1920 y a lo largo de casi toda la de 1930, el deporte se extendió con una cierta rapidez entre la sociedad; las mujeres se interesaron por este y lo practicaron con unos buenos niveles de aceptación por parte de la sociedad y la prensa de la época, y ocuparon varias cabeceras especializadas en el deporte, como El Mundo Deportivo, Xut! o L’Esport Català, entre otros.

En 1928, se creó el Club Femení d’Esports, que posteriormente añadió una i para llamarse Club Femení i d’Esports, para visibilizar más las actividades culturales que también se organizaban. Este club fue la primera entidad deportiva exclusivamente femenina, pero Daniel Justribó recoge casi un centenar de clubes y asociaciones con participación femenina entre los años 1921 y 1938. Entre estas entidades se encuentran nombres como Barcelona Universitari Club (BUC), Club Deportiu Europa, Club Deportiu Júpiter, Club Natació Reus Ploms, Futbol Club Barcelona, Unió Esportiva Sants, Club Deportiu Espanyol, Club Excursionista de Gràcia, Orfeó Gracienc, Unió Excursionista de Barcelona o Unió Excursionista de Catalunya – Sants.

En el libro Feminitat, esport, cultura (“Feminidad, deporte, cultura”), Daniel Justribó presenta una lista de casi 660 atletas participantes en modalidades como carreras de diversas distancias, de entre los 50 metros y los 2.000 metros, carreras de vallas, carreras de relevos, salto de altura y de longitud y lanzamiento de peso, disco y jabalina. Una de las particularidades de las pruebas en que participaban aquellas pioneras son las carreras mixtas por parejas.

Las fotografías pertenecen al Archivo Fotográfico de Barcelona. Lucha grecorromana femenina en una Fiesta de Primavera organizada por la Sociedad de Naturistas en Sant Feliu de Llobregat, el 26 de mayo de 1935. Autor: Pérez de Rozas. | Partido de hockey femenino en el campo del Club de Polo, el 22 de mayo de 1935. Autor: Pérez de Rozas. | Salida de la Segunda Carrera Femenina e Infantil de Ciclismo en el parque de la Ciutadella, organizada por el Sport Ciclista Català, el 19 de marzo de 1933. Autor: Pérez de Rozas. | Atletas participantes en diferentes pruebas en el campo del Júpiter durante la Fiesta Mayor del Poblenou, el 10 de septiembre de 1933. Autor: Pérez de Rozas. | Tribuna de autoridades del estadio de Montjuic en unas pruebas de atletismo organizadas por el Club Femenino y de Deportes en 1931. Entre los asistentes se encuentra el presidente Francesc Macià y Bonaventura Gassol. Autor: Josep Domínguez. | Integrantes de un equipo de baloncesto femenino en octubre de 1934. Autor: Pérez de Rozas.