El calor excesivo y sostenido comporta un aumento de la mortalidad y la morbilidad, especialmente en los grupos más vulnerables, que son aquellas personas que, por su situación socioeconómica o bien por su condición, salud o edad, sufren de forma más directa los efectos del calor, como, por ejemplo, las personas mayores.

Se prevé que, debido a los efectos de la crisis climática, cada vez sean más frecuentes e intensas las olas de calor; actualmente se produce una ola de calor cada cuatro años de media, y el pronóstico es que, en el mejor de los casos, esa frecuencia se multiplique por 8 y, en el peor, hasta por 16.

Por eso, desde el Ayuntamiento de Barcelona se ha decidido crear una red de espacios de refugio climático donde poderse proteger del calor.

 

Para el verano del 2021, Barcelona ha ampliado la red de refugios climáticos a más de 155 espacios, con las características siguientes

Se activan durante la fase preventiva por ola de calor, que va del 15 junio al 15 de septiembre. Consulta los horarios de apertura previamente.

Son espacios que proporcionan confort térmico a la población, al tiempo que mantienen sus usos y funcionalidades.

Pueden ser interiores (temperatura de 26 grados) o exteriores (parques y jardines con presencia elevada de verde urbano y fuentes de agua).

Van dirigidos a personas vulnerables al calor (bebés, personas mayores, personas con enfermedades crónicas, etcétera), siempre que no requieran de atención médica.

Tienen una buena accesibilidad, proporcionan áreas de descanso (sillas) y agua, y son seguros.

 

Están debidamente señalizados con este símbolo

Refugios climáticos (consulta los horarios de apertura previamente)

Filtrar por

Filtrar por

Se han encontrado 0 resultados

Mapa