Más de 300 vehículos participan voluntariament en controles medioambientales

12/12/2015 - 11:00

Medio ambiente. Un total de 213 coches han medido la emisión de partículas en el aire, y 113 motos han comprobado si superaban los límites de ruido establecidos.

La campaña de sensibilización “Menos humo y menos ruido. Nuevos aires para Barcelona” ha tenido una gran acogida entre los conductores. Un total de 213 coches pasaron controles voluntarios para medir las emisiones de partículas en el aire, mientras que 113 motos se detuvieron para comprobar si superaban los límites de ruido establecidos.

Del 30 de noviembre al 4 de diciembre, el Ayuntamiento realizó una campaña de sensibilización medioambiental centrada en los conductores de vehículos privados. Se establecieron 2 controles voluntarios, uno en Sant Andreu y el otro en Horta-Guinardó, que medían las emisiones de partículas PM10 en el aire en el caso de los coches y la emisión de ruido en el caso de las motos. A continuación se entregaba a los participantes un díptico informativo con los resultados obtenidos.

De los 213 coches participantes, un 99% se ajustaba a los límites de emisión de partículas. En cuanto a las motos, de las 113 que se detuvieron un 98% cumplía el límite de ruido establecido. Sin embargo, cabe destacar que estas pruebas no medían el dióxido de nitrógeno, que constituye el principal contaminante de Barcelona y provoca que cada año la ciudad supere la media anual permitida por la normativa europea.

Además, aunque todos los vehículos cumplan la normativa, es el elevado uso de coches lo que provoca problemas graves de contaminación atmosférica y acústica.

En el control situado en Sant Andreu, el 68% de los conductores residían en Barcelona y conducían vehículos con una media aproximada de antigüedad de 9 años. El 100% de los vehículos cumplían la normativa europea correspondiente a los diferentes períodos de matriculación.

En Horta-Guinardó, un 73% de los voluntarios que participaron residían en Barcelona y conducían vehículos con una media aproximada de 8 años; el 97% cumplía la normativa europea.

Cabe destacar que, entre los ciclomotores y las motocicletas, no se encontraron tubos no homologados y que el grado de cumplimiento de la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente fue del 100%.

Esta es una de las iniciativas con las que el Ayuntamiento quiere mejorar la calidad del aire y cumplir los límites de contaminación establecidos por la Unión Europea. Otras medidas son la Mesa contra la Contaminación del Aire y el Compromiso de Barcelona por el Clima.