Circulación

Si te trasladas a Barcelona y te traes el coche, en esta sección te informamos sobre algunas normas básicas y sobre las iniciativas que está poniendo en marcha la ciudad de Barcelona y que afectan a la circulación de todos los vehículos. La gestión del tráfico, en cualquier ciudad, siempre es un reto.

 

Traer tu vehículo

Si te traes el vehículo a Barcelona, debes saber que es obligatorio realizar la matriculación si tu periodo de residencia es superior a seis meses. Es un trámite por el cual se asigna una matrícula válida en España para así identificar tu vehículo. También tendrás que contratar un seguro para el nuevo número de matrícula que te hayan asignado.

Debes saber también que todos los vehículos tienen que pasar inspecciones periódicas, que se conocen como ITV (inspección técnica de vehículos). Los propietarios y propietarias de los vehículos son responsables de solicitar la cita previa para el servicio en uno de los centros habilitados para realizar dichas inspecciones. No estar al día con las ITV puede acarrearte una multa.

Antes de conducir en territorio español, también deberás analizar la validez de tu permiso de conducción. La mayoría de los carnés son válidos los primeros seis meses desde que estableces tu residencia en España, siempre que sean vigentes y tengas la edad legal para conducir en España. Pasados los seis meses, dependiendo de si eres de un país de la Unión Europea o de si tu país tiene un convenio con España, podrás canjear tu permiso por uno español. Pero, si no hay convenio, lamentamos decirte que necesitarás sacarte el permiso de conducir español. La buena noticia es que en Barcelona existen autoescuelas que te preparan en diferentes idiomas, para facilitarte el proceso.

Consulta los trámites para más informació:

 

Medidas para una movilidad sostenible

Desde el Gobierno de la ciudad se trabaja por una movilidad segura, sostenible, equitativa y eficiente y se promueven los desplazamientos a pie, en bicicleta y en transporte público.

Debes saber que en Barcelona la prioridad son los peatones y las peatonas, por encima de motos y coches. Por eso, en la ciudad han aumentado las zonas peatonales, donde se ha reducido la velocidad a 30 km/h (kilómetros por hora).

También se ha modificado la circulación en algunas calles, con proyectos como supermanzanas (o superilles), donde se limita el tráfico rodado en beneficio de los peatones, las bicicletas y el transporte público.

Por salud, porque el planeta lo necesita y porque hay que actuar ante la emergencia climática, el 1 de enero de 2020 entra en vigor la zona de bajas emisiones (ZBE) permanente. Esta medida limita la circulación de los vehículos más contaminantes, reducirá un 15 % las emisiones de NO2 y mejorará la calidad del aire.

Puedes acceder a más información en Mobilitat y en ZBE Barcelona.

 

Consejos para conducir

Como en la mayoría de países de Europa continental, en Barcelona circulamos por la derecha.

En general, el límite de velocidad dentro de la ciudad es de 50 km/h, aunque también verás que en determinadas zonas se ha reducido a 30 km/h porque coches y motos comparten el espacio público con los peatones y las peatonas.

En vías rápidas como las rondas, los límites están sujetos a la congestión o a las condiciones de contaminación. Por lo tanto, los indicadores de velocidad máxima pueden variar de un tramo a otro y también según las circunstancias diarias.

Fuera de la ciudad, en carreteras y autopistas, el límite de velocidad es de 90 km/h y 120 km/h, respectivamente. Verás señalizados los radares de control tanto en vías interiores como en los accesos a la ciudad.

El uso del cinturón de seguridad es obligatorio, así como el casco para conducir una motocicleta o un ciclomotor, con independencia de su potencia.

Los niños menores de 12 años deben ir sentados en los asientos posteriores, sea cual sea su altura y peso. Si su altura es menor de 135 cm, e independientemente de su edad, deben viajar en una silla de retención.

Está prohibido hablar por el teléfono móvil o comer mientras se conduce. Aunque el reglamento de circulación no prohíbe fumar, es importante que sepas que los agentes de tráfico, si consideran que eso pone en peligro la circulación, podrían imponerte una sanción. Por lo tanto, te recomendamos que te detengas si necesitas comer, beber o fumar.

Finalmente, si tomas bebidas alcohólicas, no conduzcas. Piensa tanto en tu seguridad como en la de los demás conductores y conductoras y peatones y peatonas. Es habitual la realización de controles de alcoholemia en la ciudad de Barcelona, y quienes conduzcan están obligados y obligadas a someterse a la prueba cuando lo requiera un policía.

 

Circular en bicicleta

Barcelona promueve el uso de la bicicleta como medio de desplazamiento urbano y tiene un plan muy ambicioso de carriles bici, que promueve una circulación segura y respetuosa con los demás usuarios y usuarias de la vía pública.

Las bicicletas deben ir provistas de luces, blanca en la parte delantera y roja en la parte trasera, refractores y un timbre. Cuando se circula por vías interurbanas (enlazan una ciudad con otra), el casco es obligatorio. No lo es en el interior de la ciudad, pero, cada vez más, hay ciclistas que llevan uno puesto como medida de prevención. Los menores deben llevarlo puesto obligatoriamente.

En la página web dedicada a la bicicleta dispones de más información sobre la conducción de bicicletas por la ciudad. 

 

Circular en patinete

La forma de movernos en la ciudad está cambiando, y cada vez son más frecuentes los patinetes, las ruedas eléctricas y otros vehículos de movilidad personal. En Barcelona existe una normativa propia y pionera para asegurar la seguridad y la protección de las personas que utilizan estos medios de transporte y también de los peatones y peatonas.

Consulta esta normativa y conoce los consejos para estos vehículos aqui.

 

Aparcar

Barcelona dispone de aparcamientos subterráneos y en superficie gestionados por empresas privadas y también por un operador público: la empresa municipal B:SM. Ofrecen plazas de estacionamiento de pago, tanto para estancias cortas como para usos a largo plazo.

Si quieres aparcar en la calle, debes saber que el estacionamiento en muchas zonas de la ciudad de Barcelona está regulado a través del sistema Área. En las zonas donde se aplica, existen unas normas y unas tarifas específicas para poder aparcar.

Bajo este sistema, hay diferentes tipos de plazas de estacionamiento: azules, verdes, exclusivas para las personas residentes en la zona, para la distribución urbana de mercancías, para motos, autocares y otros (plazas reservadas).

Las plazas azules tienen como objetivo procurar una rotación continua de vehículos y normalmente se sitúan cerca de centros comerciales, hospitales, escuelas, etc. Pueden estacionar en ellas todo tipo de vehículos, pagando la tarifa correspondiente y cumpliendo con la duración máxima que se indica siempre en la señalización de la calle. El comprobante de pago emitido por el parquímetro debe dejarse en el interior del vehículo, a la vista.

Las plazas verdes dan prioridad al aparcamiento de los vehículos de las personas residentes en esa zona. Si tienes la tarjeta de residente podrás aparcar tu vehículo en esas plazas y en las exclusivas para residentes de tu zona, previo pago de la tarifa correspondiente.

Para más información, visita la web del sistema Área, donde también podrás descargarte una aplicación para tu teléfono móvil para facilitar el pago de las tarifas y la gestión del aparcamiento de tu vehículo. Consulta también el trámite para conseguir la targeta para aparcar tu vehículo en la zona donde vives:

 

Smou, la app de movilidad personal de Barcelona

Barcelona dispone de una aplicación única para desplazarte por la ciudad, Smou, que pone a tu disposición información y servicios para facilitarte los desplazamientos. Una de las principales ventajas que ofrece esta app es que puedes tener diferentes servicios integrados, sin tener que descargar una aplicación diferente para cada uno de ellos. De momento, engloba los siguientes servicios:

Bicing: planifica tu ruta, reserva bicicletas y cógelas con el Smou. Podrás ver el número de bicis que hay en la estación y si son eléctricas o mecánicas.

ApparkB: olvídate del parquímetro y paga tus estacionamientos en la calle con el Smou, de manera ágil, cómoda y sin esperas. Pagarás solo por el tiempo que utilices, sin costes extras. Lo puedes utilizar en Barcelona y en otros municipios del área metropolitana.

Agilpark: levanta la barrera en los aparcamientos BSM sin tener que coger tique de papel.

 Una vez has registrado tu vehículo en el Smou, al entrar a un aparcamiento BSM el sistema reconoce tu matrícula, y al marcharte la barrera se abre automáticamente sin pasar por el cajero. Pagas a través de la app.

Endolla Barcelona: recarga tu vehículo eléctrico desde el móvil. Podrás localizar y reservar los puntos de recarga con antelación.

Además, puedes personalizar el mapa de la pantalla principal de la app y seleccionar si quieres ver:

  • El mapa de carriles bici y estaciones Bicing.
  • La previsión de plazas disponibles de estacionamiento regulado en la calle.
  • La disponibilidad de plazas en los aparcamientos BSM, Saba y Bamsa.
  • La ubicación e información de todos los vehículos de movilidad compartida de la zona (si seleccionas un vehículo de un operador con el cual ya estás registrado, Smou te envía a la app correspondiente).

Así, desplazarte por Barcelona es simple, rápido y cómodo.

Subscribe to Circulación